“Inauguraron una terminal pero se llevaron 49 con las retenciones”

Si bien la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no visitó la ciudad, como estaba previsto, los productores rurales de Bahía Blanca y la región realizaron su protesta en la rotonda de las rutas 3 vieja y 51 y algunos, incluso, se movilizaron hasta la terminal, donde llevaron los restos de los animales muertos por la sequía.
“Esto es terminal”, rezaba una de las pancartas que mostraban, en referencia a la situación de crisis que atraviesa el sector.

Al respecto, Guillermo García, dirigente de la FAA de Bajo Hondo, consideró que la protesta fue “exitosa”. “No hacer nada hubiese significado un fracaso, pero pudimos realizar nuestra protesta sin estridencias ni alboroto, como lo hace la gente del campo”, aseguró a nuestro diario digital.

Asimismo, entendió que la ausencia de la presidenta “es una justificación a su falta de conocimiento del interior del país”. “Ella conoce el sur, con los hielos continentales, pero del resto de la Argentina, de aquellos de los cuales se nutre, no sabe nada”, enfatizó.

También consideró que “los que tuvieron que escapar a las corridas fueron los funcionarios y no nosotros, eso me da lástima”.

Finalmente, cuestionó las retenciones aplicadas por el Gobierno: “Estamos cansados de ver cómo nos meten la plata en el bolsillo”, sostuvo y sentenció: “inauguraron una terminal, pero se llevaron 49 con la plata que nos quitaron”.

La concentración cumplió su objetivo

Por su parte, Jorge Grimberg, titular de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de la ciudad, consideró que fue exitosa la manifestación de los productores. “Cumplió su objetivo que era demostrar el descontento del sector con las políticas del Gobierno”, indicó.

Además, dijo que hubiesen preferido que la presidenta de la Nación visitara la ciudad para poder dialogar con ella sobre la situación de crisis que atraviesa el campo.

Por último, descartó que la ausencia de la mandataria se haya debido a la protesta de los productores. “Si pensamos eso, sería considerarnos demasiado importantes”.

“Lo lamentable fue que no estuvo con los bahienses que la querían ver. Siempre dijimos que la inauguración de la terminal era una cosa y la situación del campo, otra distinta”, concluyó.

Comentá la nota