Inauguraron obra de agua para más de 600 familias

Más de 600 familias se beneficiarán con la provisión de agua potable a partir de la inauguración de una cisterna, sala de bombas y tanque elevado, ayer en el barrio San Benito.
La ceremonia estuvo presidida por el gobernador Daniel Peralta, acompañado por el vicegobernador Luis Hernán Martínez Crespo, el intendente Héctor Roquel y ministros del Poder Ejecutivo.

La obra se trata de una cisterna semi-enterrada de 500 metros cúbicos de capacidad que funcionará como reserva, en hormigón armado, en la que están incluidas todas las válvulas, piezas especiales y accesorios para su correcto funcionamiento, iluminación exterior y cercado acorde.

Asimismo se construyó una sala de bombas, donde se alojan dos bombas centrífugas de eje horizontal, con capacidad para elevar 80 metros cúbico/hora de agua a 25 metros de altura. La sala de máquina está destinada a alojar los equipos electromecánicos y las cañerías de aspiración de impulsión, tableros, indicadores y comandos, con acceso para retirar los equipos en caso de mantenimiento con ayuda del puente grúa.

El tanque elevado tiene una capacidad de 300 metros cúbicos y una altura, en su base, de 14 metros.

Al respecto, el gobernador Daniel Peralta aseguró: "lo que hoy inauguramos es una obra de servicios fundamental para un barrio trabajador que tiende a expandirse cada vez más".

"El agua es un elemento vital" dijo al tiempo que pidió a los vecinos del Barrio que "se acerquen a Servicios Públicos para trabajar sobre la conexión a los domicilios".

Hizo referencia a que con esta obra "se puede abastecer a más de 600 familias, en la que se han colocado más de veinte mil metros de caño y de red de conexiones".

Precisó que "es un obra que realizaron Servicios Públicos y el IDUV, que superó los 18 millones de pesos" y reiteró "es un aporte para esta comunidad que está en crecimiento, que necesita de los servicios básicos y elementales como es la provisión de agua al igual que ya lo hicimos con el gas".

Comentá la nota