Inauguraron importantes obras en el Iinstituto Unzué y la Catedral

La Presidenta realizó una recorrida por los dos lugares, donde se interiorizó de los trabajos. Las obras del Unzué demandaron 12 millones de pesos. Las de la Catedral, 3 millones.

Con la presencia de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se llevó a cabo ayer la inauguración de dos importantes obras de la ciudad: las de la primera etapa de la reparación y remodelación del Instituto de Protección Integral Saturnino Unzué y las de remodelación de la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, que significaron un aporte monetario de la nación de 12 millones y 3 millones de pesos respectivamente.

La Presidenta llegó al aeropuerto local pasadas las 16.30 en el avión Tango 01, de allí, abordó el helicóptero de Presidencia hacia el predio denominado "Canchita de los Bomberos" donde en el futuro se emplazará el Museo de Arte Contemporáneo, y desde allí se dirigió al Unzué acompañada por el gobernador Daniel Scioli y por los ministros Alicia Kirchner, Florencio Randazzo y Amado Boudou -que llegó a la canchita 3 minutos antes que ella en un helicóptero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires-. Allí fue recibida por el intendente Gustavo Pulti.

La comitiva se dirigió al instituto Unzué, donde esperaba a la Presidenta una nutrida columna de trabajadores de la construcción.

En el tradicional edificio que funcionó como asilo de ancianos y que, a partir de esta remodelación, recibirá a niños, niñas y adultos mayores que realicen viajes turísticos a la ciudad de Mar del Plata, la Presidenta tomó contacto con antiguas alumnas del lugar.

En el acto, el intendente municipal de General Pueyrredon, Gustavo Pulti, agradeció el apoyo del Gobierno nacional hacia Mar del Plata "para que todos los marplatenses podamos tener cada vez mejor calidad de vida".

Por su parte, la presidenta Cristina Fernández dijo que el instituto, en sus anteriores condiciones, "era un ícono del abandono", y por eso elogió las obras que lo recuperaron y lo convirtieron "en un lugar donde viene la sociedad".

"Yo no había estado nunca en el Saturnino Unzué, lugar ícono de Mar del Plata. La verdad es que las tareas de reparación que hemos hecho allí, de reconstrucción y recuperación más que nada, son muy importantes porque tienen que ver con la vida de todos los marplatenses".

Valoró la presencia de ex alumnas, a quienes les contó que "había conocido a la hija de Juanita Alzaga Unzué, que está en una foto allí" y de las "orquestas de chicos y de abuelos de 89, 90 años con sus uniformes de orquesta y sus instrumentos musicales en una lección de civismo".

Luego del primer acto oficial, Cristina Fernández se dirigió a la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, para la recorrida por el emblemático templo, que se concretó con la guía del obispo Juan Alberto Puiggari.

Sobre esos trabajos Fernández de Kirchner aseguró que son "el resultado de un compromiso que habíamos tomado que era la reparación de la Catedral, que además de ser un lugar histórico, me explicaban recién la importancia que tiene turísticamente, que la visita gente hasta las 12 de la noche así que tiene que ver con la historia y con la actividad económica y promocional de la ciudad".

Terminada la recorrida en la Catedral, la primera mandataria partió, junto a toda su comitiva al NH Gran Hotel Provincial, donde se desarrolla la Cumbre Hemisférica de Alcaldes.

Comentá la nota