Inauguraron el Centro

La Municipalidad de San Antonio de Areco y la Parroquia San Antonio de Padua inauguraron, el domingo 8 de marzo cerca del mediodía y tras la Misa en el Templo Parroquial, una magnífica obra: el Centro Padre Antonio Stakelum en la calle Barletti del Barrio Municipal.
Estuvieron presentes La Embajadora de Irlanda en Argentina, Philomena Murnahan, el senador provincial Andrés Antedoménico, la Intendente Estela Lennon, los R. P. Felix Mendaza presidente de la Comisión, Tomas O´Donnell y Fernando Bello, los sobrinos del Padre Stákelum- Roberto y Ana-, representantes de comunidades católicas de otras localidades y muchos vecinos que le dieron al acto el marco que merecía.

Abrió el acto en su condición de integrante de la Fundación Florencia Sciarra, quien leyó una nota del Obispo de Zárate – Campana, Monseñor Oscar Sarlinga. El religioso justificó su ausencia por estar en el Vaticano y designó como su representante al Padre Santiago Whelan. Además, auguró éxito y agradeció a la Comisión, al pueblo irlandés y español y a la comunidad de Areco.

Florencia dejó conceptos sobre este logro como lugar de comunión para que puedan acudir a calmar zozobras y renovar esperanzas. Luego de consideraciones sobre el significado de un árbol por su profundo valor religioso y trascendente que es vida, invitó a Fabiana Pazzaglia y al Hermano Félix a plantar un ejemplar de jacarandá.

Luego habló la Embajadora de Irlanda, quien agradeció a las autoridades municipales, a los familiares de Stákelum y a los palotinos (destacó a Antonio Stakelum y a Whelan) y recordó a los mártires asesinados en julio de 1976 y a la colonia irlandesa. Culminó diciendo que el Padre Antonio desde el cielo estará lleno de satisfacción por la obra que lleva su nombre.

Acto seguido, dejó en manos del Padre Santiago un presente representando un ángel con una cruz celta del siglo XII.

Roberto Stákelum manifestó el privilegio de estar en esta inauguración con el nombre de su tio que “seguramente estará con sus manos sobre el estómago y asintiendo con su cabeza”. Luego agregó que los beneficiarios son los estaban más cerca de su corazón y comentó el padre Antonio, en sus viajes a Irlanda, disfrutaba pero al poco tiempo se ponía ansioso por regresar a su hogar real en Argentina, que siempre expresó miedo de morir en Irlanda y finalmente se cumplió su destino al que llegó como extraño y se convirtió en ejemplo.

La Intendenta relató el principio de esta historia cuando Whelan visitó al Intendente Eduardo Jordan y ella, convocada por el Intendente, pensó que era la gran oportunidad de resolver un problema recurrente aunque no pensó que se concretaría con tanta celeridad.

Dirigiéndose a Santiago, Estela expresó que ahora llegaba la etapa más difícil y prometió que “juntos lo lograremos, para que cumpla su misión”.

Esta obra nació a partir del funeral del recordado sacerdote palotino irlandés Antonio Stakelum, famoso por sus dones sobrenaturales y al que recurrían miles de personas para pedir ayuda y sanación física y espiritual.

En aquella oportunidad, los sobrinos del Padre Antonio manifestaron la voluntad de hacer una donación destinada a los más necesitados. Se sumaron aportes de los familiares del Padre Santiago, del Hermano Félix del Hogar San Camilo de Vagues y del gobierno de Irlanda.

Luego la Municipalidad cedió el terreno para la construcción, Whelan se puso en contacto con una comisión a cargo del Hermano Félix y comenzaron a trabajar en pos de un mismo ideal: la construcción de un hogar de refugio para personas en situación de riesgo social.

Está compuesto por un salón de usos múltiples para actividades educativas, culturales y religiosas, tres habitaciones grandes, baños y cocina amuebladas con gusto y confort, destinadas a albergar transitoriamente personas que por causas de riesgo social no puedan permanecer en sus hogares.

La construcción es excelente, cómoda, funcional y constituye un excelente y necesario logro para llenar una necesidad de la comunidad.firma.jpg

Comentá la nota