Inauguran el nuevo edificio de la Escuela 735

El Gobernador de la provincia, Dr. Gerardo Zamora, inauguró el nuevo edificio de la Escuela Nº 735 La Esperanza en la localidad La Malota, Departamento Salavina.
Lo hizo acompañado por el vicegobernador Dr. Ángel Niccolai, la ministro de Educación, Dra. Fernanda Gómez Macedo, el ministro de Gobierno, José Emilio Neder y el diputado nacional, Arq. Daniel Brué.

En la ocasión los vecinos de La Malota y localidades vecinas se llegaron al nuevo edificio para celebrar este acontecimiento que tiene para los lugareños, un enorme significado habida cuenta el rezago al que estuvo condenada la zona por largos años.

El nuevo edificio fue visitado por el gobernador Zamora quien luego del tradicional corte de cinta y descubrimiento de placa, se interiorizó acerca de los detalles del edificio que ahora alberga a la comunidad educativa de la escuela de marras.

Posteriormente se realizó el acto central. En primer término hizo uso de la palabra la directora del establecimiento, Norma Araujo de Avaca quien calificó la ocasión de una "fiesta para la comunidad" y al nuevo edificio como "un sueño cumplido". En efecto, hizo alusión al tiempo en que el olvido y el desamparo determinaron el destino oscuro de esa zona de Salavina, tiempo en que la precariedad dominaba el panorama, a tal punto que con los esfuerzos de los vecinos, quienes con pocos recursos, lograron alzar un modesto edificio con múltiples falencias. Este hecho fue conocido por el Gobernador Zamora y con instrucciones impartidas a las personas indicadas y en el tiempo prometido, la comunidad de la escuela La Esperanza hizo honor a su nombre y la esperanza se convirtió en realidad.

A su turno, habló el primer mandatario provincial quien puso de resalto la importancia de inaugurar una escuela, primero porque su construcción motoriza la economía, y en segundo término porque una vez terminada la obra se brinda un mejor servicio a la comunidad y este servicio no es ni más ni menos que la educación "lo cual nos brinda una enorme satisfacción", afirmó. Insistió en un concepto alentador acerca de la educación como instrumento que nos iguala y destacó su necesidad en un mundo competitivo en que el acceso laboral es impensable sin capacitación.

Dijo además que es de resaltar el optimismo de una provincia que, frente al pesimismo que el mundo informatizado y globalizado emite constantemente mensajes negativos, responde con ciudadanos comunes que pese a miles de dificultades, cada mañana desafían el destino esquivo y le hacen frente a la adversidad confiando en que todo puede cambiar.

Dijo que le alegra la obra pública pero redobló su apuesta por lograr que esta obra pública no sea vacía sino que contenga a ciudadanos santiagueños con futuro y sobre este punto certificó su promesa de seguir trabajando.

Comentá la nota