Inauguran a fines de abril el primer juzgado de garantías.

Trabajará desde el 27, en un edificio del kilómetro 52 de la Panamericana. Se encargará de todos los casos penales que ocurran en el distrito. Buscan acelerar los tiempos.
A finales de este mes comenzará a funcionar el primer Juzgado de Garantías de Pilar, un hecho que tendrá relevancia desde dos aspectos: por un lado, significará una mayor cercanía y, por ende, más velocidad en la resolución de los casos penales; por el otro, es un primer paso hacia la instauración del distrito como cabecera de un departamento judicial.

El Juzgado de Garantías Nº 6 funcionará desde el próximo 27 de abril en la calle 12 de Octubre 1.475 o, lo que es igual, en la colectora de Panamericana, a la altura del kilómetro 52.

La primera sede judicial del distrito estará en un edificio de dos plantas, acondicionado íntegramente por el Municipio. La búsqueda y adecuación de un lugar para el funcionamiento del juzgado fue, justamente, lo que más tiempo demandó.

Es que hace algo más de un año que el juez Nicolás Ramón Ceballos fue designado al frente de la nueva sede judicial, autorizada unos meses antes.

Junto a Ceballos, trabajarán como secretario Walter Federico Saettone, además de Martín Gómez y Paola Borsani, que se desempeñarán como auxiliares letrados.

Hasta ahora, Ceballos se desempeñó como secretario del Juzgado de Garantías Nº 1 de San Isidro, a cargo de Gonzalo Acosta, quien fuera fiscal en Pilar.

Más cerca, más rápidoEl Diario se comunicó ayer con Ceballos, quien explicó que a partir de la puesta en marcha del juzgado a su cargo todas las causas penales que se inicien en las tres fiscalías que ya funcionan en el distrito e involucren a mayores de edad tendrán intervención de su juzgado.

Así, aunque reconoció que el cúmulo de causas será importante, admitió que no será mayor al que deben resolver el resto de los jueces de Garantías del Departamento Judicial de San Isidro.

Incluso, señaló que es justamente por ese mismo cúmulo de causas que se inician en Pilar que el Poder Judicial bonaerense decidió crear un juzgado descentralizado en el distrito.

La creación del juzgado en Pilar tiene como objetivo principal la aceleración en el tratamiento de los expedientes que en San Isidro se cuentan por miles, ya que allí confluyen las causas generadas en la mayor parte de los municipios de la zona norte del Conurbano.

De esta manera, los pedidos de allanamiento y detenciones entre otras medias solicitadas por los fiscales locales durante las investigaciones, no deberán sufrir la espera entre el fárrago de las causas que se acumulan en la sede de la cabecera judicial.

Aunque de forma indirecta, la radicación local de un juzgado servirá también para mejorar la dotación de policías en las calles del distrito. Es que los presos que están alojados en las comisarías ya no deberán ser trasladados a San Isidro cada vez que deban comparecer ante el juez, lo que ocurre asiduamente durante la etapa de instrucción de las causas penales.

Ciudad judicial

El Juzgado de Garantías Nº 6 funcionará en el marco de un programa de descentralización de los departamentos judiciales. Así, al igual que las tres fiscalías que ya están radicadas en el distrito desde principios de la década, la estructura judicial seguirá dependiendo de la cabecera, ubicada en San Isidro.

De todos modos, el juzgado será la cabeza de playa de un proyecto más ambicioso: la creación del departamento judicial de Pilar.

La iniciativa tiene forma de proyecto legislativo desde fines del 2007. Fue presentada por el senador José Molina, el mismo que impulsó la creación de los juzgados locales como parte de la descentralización.

En el proyecto, la jurisdicción del nuevo departamento judicial tendría ingerencia sobre los hechos ocurridos en Pilar y el vecino distrito de Escobar, que juntos suman unos 600 mil habitantes

De todos modos, por el momento, el tratamiento y puesta en marcha de la iniciativa no tiene plazos establecidos.

Penal juvenil

Además del juez de Garantías Nicolás Ceballos, que comenzará a trabajar en Pilar el 27 de abril, el distrito tiene designado otro magistrado. Se trata de la jueza Flavio María Graciela Valgiusti, nombrada a cargo del Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil, que aún no tiene fecha para empezar a funcionar.

El pensamiento de Nicolás Ceballos

El nuevo juez pide controles sobre el archivo de causas

El juez Nicolás Ceballos, que en los próximos días se hará cargo del primer Juzgado de Garantías que funcionará en el distrito, propuso que los magistrados ejerzan control sobre el archivo de causas y la desestimación de denuncias, facultades que hoy tienen los fiscales. En una ponencia formulada durante un congreso sobre el rol de la víctima en el proceso penal, Ceballos afirmó que "la víctima tiene legitimación para que el archivo o la desestimación del Ministerio Público Fiscal sea controlado por otro órgano ajeno a su estructura jerárquica, y éste debe ser uno que se encuentre dotado de jurisdicción", es decir, un juez. Ese rol de control, dijo, debe recaer en la Justicia de Garantías aunque "no debe ser en forma amplia que abarque una revisión del mérito probatorio sobre la decisión del fiscal, sino que debe circunscribirse a verificar que aquél ha sido luego de un proceso que cumpla con las garantías constitucionales del debido proceso".

Comentá la nota