Inauguración: La villa que esperó 30 años para tener agua potable

Inauguración: La villa que esperó 30 años para tener agua potable

Luego de una espera de treinta años, veinte familias de la villa Dolores, en Caucete, pudieron ver cumplido el sueño del agua potable en sus viviendas.

Esta tarde y con la presencia del gobernador Sergio Uñac, en la humilde villa Dolores se llevó a cabo el acto de inauguración de los trabajos de ampliación de la red distribuidora de agua potable que beneficia a una veintena de vecinos de calle Central entre Maipú y Fray Mamerto Esquiú.

Participaron también de la ceremonia el vicegobernador Marcelo Lima; el presidente de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE), Sergio Ruiz; el intendente departamental, Julián Gil; concejales y funcionarios de la comuna, invitados especiales y vecinos.

En el arranque del acto usó de la palabra el presidente de la unión vecinal, Wilfredo Romero, que agradeció a las autoridades provinciales y municipales por la concreción de una obra por la que los vecinos debieron esperar 30 y en algunos casos más años.

Los trabajos de agua potable fueron ejecutados por personal de OSSE y la municipalidad hizo su aporte a la zona con la instalación de cuatro luminarias LED de 50 watts de potencia.

El dirigente indicó que la villa tiene muchas necesidades por lo que aprovechó la histórica visita de las principales autoridades de la provincia para solicitarles el acompañamiento para satisfacer las demandas.

El vecindario reclama principalmente pavimento para las calles de la zona, cordones y acequias impermeabilizadas, cloacas y un polideportivo, para que los jóvenes y niños puedan practicar deportes y así hacerle frente a la amenaza de la droga.

Romero indicó que los vecinos están decididos a aportar su mano de obra para encarar algunos de esos trabajos, y la disponibilidad de parte del club Rivadavia para construir un polideportivo cubierto.

A modo de respuesta, uno a uno los funcionarios fueron asumiendo el compromiso de trabajar para cumplir con los requerimientos de esa comunidad.

El presidente de OSSE por su parte dijo que se comenzará a trabajar de inmediato para dotar de cloaca a esa zona de Caucete, que padece el problema la saturación de los pozos negros domiciliarios.

El intendente Gil anuncio que la próxima semana y mediante el Plan de 2.000 Cuadras de Pavimentos Urbanos, se llevará el asfalto a las calles de la villa, además de las acequias y cordones para poner término a los desbordes de agua que se producen durante las lluvias.

Por su lado el gobernador Uñac se comprometió a trabajar para que la villa cuente cuanto antes con un espacio para que los chicos gasten sus energías en las prácticas deportivas y actividades recreativas, y alejar la amenaza de las adicciones, principalmente de la droga.

En tal sentido, el titular del Ejecutivo Provincial indicó que el lunes se comenzará con una visita al lugar por parte del ministro de Desarrollo Humano, Armando Sánchez.

El primer mandatario hizo referencia además a los diversos trabajos que se llevan a cabo en ese departamento, como por ejemplo la planta de agua potable de Marayes que dotará del vital elemento a una zona que históricamente nunca lo tuvo.

En un paraje tan importante como Difunta Correa, las tareas para proveerla de agua potable tienen un avance de obra del 50%.

Seguidamente, el gobernador puso de relieve el proyecto de saneamiento para Caucete, con una inversión millonaria, aunque las cosas hay que medirlas por la necesidad de la población y no por la inversión  en dinero.

Posterior las autoridades asistieron a la apertura de la válvula que liberó el flujo de agua potable a las veinte viviendas de Villa Dolores. En una de ellas, el gobernador bebió el primer vaso de agua y roció a los vecinos con algunas gotas, a modo de celebración por el nuevo y esperado servicio.

Detalles de la obra

La obra de agua potable beneficia a unas  75 personas de la villa Dolores, cuyas viviendas se localizan sobre calle Central.

En esa localidad se  han instalado 170 metros de cañería de PVC-R de 110 milímetros de diámetro, realizando empalmes en cañería existente; 17 conexiones domiciliarias, 2 válvulas exclusas y 1 hidrante.

La obra se ejecutó a través de un convenio realizado en conjunto con el municipio de Caucete, donde OSSE aportó la totalidad de los materiales y la mano de obra especializada y la municipalidad la excavación, relleno y compactación. Los trabajos demandaron una inversión de  $298.847.

Coment� la nota