Inauguración oficial de la Aldea Infantil

El predio se convirtió en el hogar de 72 chicos que permanecían en condición de orfandad o alejados de sus familias de origen.
El acto inaugural contó con la participación de funcionarios municipales, concejales y directivos de la organización internacional.

Con un sol radiante, en la mañana de ayer quedó inaugurada oficialmente la Aldea Infantil en el barrio Villa del Parque. El predio funciona desde febrero de este año y en la actualidad hospeda a 72 niños que se encontraban en condición de orfandad o alejados de sus familias de origen por diversos motivos.

Aldeas Infantiles SOS es una organización internacional caracterizada por su desarrollo social independiente y no confesional. La entidad surgió en Austria luego de la Segunda Guerra Mundial como respuesta a la situación de orfandad que afectaba a muchos chicos cuyos padres habían muerto durante el conflicto bélico.

En Argentina trabaja desde hace más de 25 años. La primera Aldea fue construida en Oberá, provincia de Misiones. Después siguieron los proyectos en Mar del Plata, Córdoba y, a partir del 2005, en Luján.

En esta ciudad se siguieron los pasos habituales para este tipo de iniciativa: la construcción física fue acompañada por la capacitación humana de las mamás, quienes tienen a su cargo el manejo de cada grupo de chicos que conforman la Aldea.

En el acto realizado ayer, el presidente de Aldeas Infantiles SOS Argentina, José Schwald, explicó que “inauguramos una aldea que nos ha dado muchas satisfacciones. La tarea inicial no fue fácil, pero finalmente pudimos construirla en el año 2007 con el presupuesto que se había hecho en 2004”.

“Es un logro muy importante. Quiero agradecer a los arquitectos y a la empresa constructora”, agregó Schwald.

Por su parte, el máximo responsable de la entidad a nivel internacional, Helmut Kutin, consideró que “lo más importante es mirar los niños y que sientan que los queremos y que no son abandonados, sino que son nuestros niños, los niños de este gran país de la Argentina”.

“¿Cómo pueden ser nuestro futuro si no los apoyamos hoy? Los niños nos necesitan hoy. No existen niños de primera clase y niños de segunda clase”, expresó Kutin.

El presidente de Aldeas Infantiles SOS Internacional ocupa ese cargo desde 1985. Bajo su dirección se construyeron más de 150 aldeas infantiles en distintas partes del mundo.

Previo a las palabras de los responsables de la organización, se realizaron las bendiciones de las nuevas instalaciones. Para eso, y de acuerdo a la orientación ecuménica, se convocó al sacerdote Daniel Guerra, al pastor Eduardo Velásquez y a miembros de la Iglesia Catedral de Alabanzas.

MUCHO POR HACER

El secretario de Aldeas en Argentina, Máximo Speroni, realizó un repaso referido a los proyectos futuros de la organización. En ese sentido expresó que la entidad tiene “un plan de crecimiento muy ambicioso para el 2016, que toda la federación mundial se ha impuesto”.

“Las necesidades de la niñez son cada vez más grandes. La crisis actual nos lleva a ser muy cautelosos, al mismo tiempo que nos exige un mayor compromiso con la defensa de los derechos de la niñez. Planeamos seguir ampliando la cobertura de los programas de fortalecimiento familiar.

“La próxima aldea la proyectamos en Rosario. Para este crecimiento necesitamos dos cosas. Para lograr capital humano proyectamos la construcción de una escuela de Madres y centro de capacitación al lado de esta Aldea. Allí se capacitarán todos nuestros colaboradores”, dijo Speroni.

El secretario de la organización en nuestro país detalló que en la actualidad el 80% del financiamiento para Argentina proviene de aportes internacionales. “Estamos muy orgullosos de pertenecer a un equipo que cubre las necesidades de la niñez sin importar el lugar, la raza o la religión que impere en el lugar donde actuamos”, agregó.

Como cierre del acto, los chicos que le dan vida a la Aldea de Villa del Parque realizaron distintas actuaciones artísticas. También se reconoció a tres “Mamás” que cumplieron 10 años como integrantes de la entidad. Las mujeres llegaron especialmente desde Oberá, donde comenzó a funcionar la primera de las Aldeas instaladas en el país.

Comentá la nota