Inauguración de interés público, vedada a la prensa

La primera actividad que cumplió ayer la presidenta Cristina Fernández en la ciudad de Córdoba tuvo que ver con la habilitación del Centro de Control de Área Córdoba (CCAC), una dependencia ubicada en predios de la Región Aérea Noroeste, al lado del aeropuerto Ambrosio Taravella. La jefa del Estado arribó a las 11.50 en el avión Tango 01 y desde la pista fue llevada en un vehículo oficial al lugar del acto.
Todo venía bien en cuanto a la cobertura periodística, ya que el personal aeronáutico encargados de seguridad había permitido el acceso de cronistas de algunos medios, entre ellos de este diario, previa identificación.

Sin embargo, momentos antes del acto, irrumpió en la escena personal de Presidencia de la Nación (que había llegado en el vuelo con la mandataria) y dio la orden de desalojar de manera inmediata a los periodistas.

Sólo se permitió la permanencia de dos empleados de Prensa de la Gobernación. Incluso, un joven de Protocolo de la Provincia le iba "marcando" al jefe de la seguridad presidencial a cada uno de los medios que habían ingresado al lugar. Conclusión: cronistas, fotógrafos y movileros a la calle.

Más allá de la actitud descomedida de los promotores de retirar casi a los empujones a la gente de prensa, quedó el sabor amargo de no haber podido cumplir con la tarea de informar de qué se trata el referido Centro de Control de Área.

En una gacetilla enviada días atrás a esta Redacción desde el Comando de Regiones Aéreas, se habían dado precisiones genéricas sobre el meneado Centro de Control de Área.

A saber: "El nuevo sistema operativo, del tipo Aircom 2000, brinda a los controladores de tránsito aéreo la visualización del espacio aéreo en las pantallas del radar tales como información precisa sobre el progreso de los vuelos, planes de vuelo, datos meteorológicos y mapas geográficos, permitiéndoles una supervisión continua y en tiempo real de las operaciones en el espacio aéreo", señalaba un párrafo de la información oficial.

Comentá la nota