Inaudita actitud de un funcionario en Jujuy

A la denuncia pública de una comunidad aborigen por talas indiscriminadas que podrían causar graves inundaciones, respondió con cédulas de notificación a todos los habitantes de la localidad y una increíble cantidad de exigencias. Solicitan la intervención del gobernador.
La comunidad aborigen, que vive en el Distrito La Candelaria, distante paraje situado a 38 kilómetros de Libertador, había hecho pública su preocupación por la tala indiscriminada en la zona y alertado a las autoridades de que la situación podría derivar en desastres naturales similares a los ocurridos en el norte salteño recientemente.

La respuesta del director de Recursos Naturales del Gobierno provincial, Jorge Flores, fue enviar a los miembros de la comunidad cédulas de notificación de neto corte intimidatorio, según revelaron a El Libertario referentes aborigenistas de Fraile Pintado y Libertador que se solidarizan con sus hermanos de La Candelaria.

"Nuestros hermanos ni siquiera cuentan con el servicio de energía eléctrica, ni de agua potable y es inconcebible que un funcionario tome esta actitud represiva y exija un trabajo de relevamiento que solamente le compete a los técnicos del área. Entendemos que esa repartición cuenta con profesiones idóneos para efectuar el relevamiento del desmonte y con los elementos que exigen a los hermanos que no tienen conocimiento de formatos de textos o imágenes" explicaron.

Agregaron que tampoco cuentan con recursos tecnológicos para recabar las pruebas que se piden desde el organismo provincial.

"No entendemos la actitud del funcionario de Recursos Naturales, si lo único que hicimos es recurrir al gobierno para que nos proteja, para informarle de lo que estaba sucediendo, para que vengan y nos den la tranquilidad de que no nos sucedería lo mismo que a nuestros hermanos de Palma Sola o de Tartagal y en vez de ayudarnos, nos mandan a notificar a cada uno de los pobladores" dijeron, al pedir la intervención directa del gobernador Walter Basilio Barrionuevo, para que exija una explicación pública al titular del área Jorge Flores.

La llegada de las cédulas de notificación a La Candelaria fue sentida como una respuesta intimidatoria a raíz de la denuncia pública por la tala indiscriminada de los bosques nativos. En la comunicación, se intima a los habitantes del lugar a que en el plazo de cinco días constituyan domicilio legal dentro de un radio de los tres kilómetros del asiento de la Dirección Provincial de Políticas Ambientales y Recursos Naturales; que acrediten el carácter a través del cual comunicaron la tala de especies nativas, si son propietarios, ocupantes, poseedores o arrendatarios; en caso de tratarse de una persona jurídica, deberán presentar la documentación que avale tal situación, la que deberá ser original o copia debidamente autentificada por escribano público o juez de falta. Así mismo se los intima a que en un plazo de cinco días procedan a cumplimentar los requisitos establecidos en el anexo 2 de la Resolución Nº 1/2009, límite de la propiedad inmobiliaria afectada, zonificación del predio, imágenes de censores remotos, en caso de que halla sido empleadas para la caracterización de los elementos enumerados anteriormente.

La información deberá ser presentada en el formato PDF y "de no ser posible se admitirá el formato de texto RTF o Doc; las fotografías imágenes que no tuvieron insertas en el documento principal, deberán suministrarse en formato GPG, JPG, TIF, BMP o GIF y tendrán que estar acompañadas de sus respectivos datos descriptivos en un documento de texto anexo".

Comentá la nota