Inaudi y Kogan, duro embate contra el gobierno de Sapag

En las últimas horas, empeoró notablemente la relación entre el MPN oficialista y los principales referentes del PJ y la UCR. En una coyuntura electoral complicada, se suceden las denuncias. La última: connivencia con las empresas petroleras para flexibilizar el control ambiental.
La relación política entre el bloque de la Concertación PJ-UCR y el oficialismo del MPN está en su peor momento en Neuquén: en 48 horas, los diputados Ariel Kogan y Marcelo Inaudi, como referentes principales de estas fuerzas, arremetieron contra el gobierno provincial, primero con la ahora denominada "faraónica" obra de la cárcel de Senillosa (está terminada pero no habilitada); y después con otra acusación, tal vez más grave: una presunta connivencia entre el gobierno y las empresas petroleras para "alivianar" las normas de control ambiental en los yacimientos.

En una conferencia de prensa, los Diputados Kogan, Benitez e Inaudi denunciaron la existencia de "reuniones secretas" entre altos funcionarios de la Secretaria de Recursos Naturales de la Provincia –comandada por Guillermo Cocco- con ejecutivos de las empresas petroleras, "para redactar las normas de control ambiental que se deberá aplicar a la actividad hidrocarburífera en Neuquén".

Los legisladores distribuyeron copias de correos electrónicos intercambiados entre los funcionarios y los ejecutivos pactando el temario, el lugar, el día y la hora del encuentro, "producido el miércoles 20 de Mayo en las instalaciones del IAPG Seccional Neuquén".

Según la interpretación de los diputados, el Coordinador General de Medio Ambiente, Hidrocarburo y Minería, Ricardo Esquivel, les anticipó a los ejecutivos de las Empresas el Anteproyecto de Decreto reglamentando la Ley 2600 (de control ambiental de actividad hidrocarburífera) y otro de Disposición derogando la norma que obliga actualmente a las empresas a utilizar mantas oliofilicas para prevenir derrames de petróleo.

Sostuvieron también que el Subsecretario de Medio Ambiente, Julio Anguita, habría participado de la reunión en la que se revisaron los anteproyectos mencionados.

Kogan destacó que "es inaceptable" que los funcionarios que deben hacer cumplir las normas de protección y control ambiental, "se reúnan para pactar su redacción con las empresas que están obligadas a aplicarlas, inspeccionar y hacerlas cumplir".

Sostuvo el diputado justicialista que "el ingeniero Coco deberá explicar inmediatamente la participación de sus funcionarios así como su propia responsabilidad sobre estas reuniones que hablan a las claras de la connivencia del gobierno provincial con las empresas petroleras".

Comentá la nota