La inactividad docente fue casi total en la provincia

Se cumplió el paro nacional en solidaridad con los docentes porteños. Desde ATEP reiteraron la necesidad de lograr una mejora salarial. El gobierno ratificó que se cumplirá el calendario.
El paro nacional se hizo sentir ayer de manera contundente en todo el país en repudio a la agresión que sufrieron los docentes de la ciudad de Buenos Aires y Tucumán no fue la excepción. Según la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), el nivel de acatamiento fue superior al 96 por ciento. Contribuyó al éxito de la medida la adhesión de los gremios Unión Docentes Tucumanos (UDT), y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP). Los docentes universitarios también se plegaron, aunque el nivel de acatamiento fue inferior. Los gremios de AMET y APEM no lograron sumarse a la medida gremial solidaria con los educadores porteños dado que se encuentran imposibilitados de desarrollar medidas de fuerza en razón de la conciliación obligatoria que se lleva adelante con el Gobierno de la provincia.

El secretario general de ATEP César Américo Zelarayán, confirmó que "el porcentaje de acatamiento al paro fue superior al 96 por ciento" y explicó que a los establecimientos de educación técnica y a las escuelas transferidas concurrieron algunos docentes, en virtud de la situación particular que está atravesando ese sector. El dirigente gremial aprovechó la ocasión para manifestarle al gobernador José Alperovich que no desea que se den en Tucumán situaciones similares y exigió una respuesta a las demandas de los educadores. "Mañana (por hoy), en Alberdi comienzan las asambleas zonales para debatir el tema salarial, entre otros. El próximo 31 de octubre el Congreso de ATEP se reunirá y tomará una decisión sobre los pasos a seguir en el reclamo salarial", puntualizó Zelarayán haciendo referencia a la decisión del gremio de convocar a las bases. "Mediante este paro los docentes repudiamos la represión, ya sea que suceda en Capital Federal o en cualquier punto del país. Aún está fresca en la memoria de todos los compañeros el asesinato al maestro neuquino Carlos Fuentealba. No vamos a permitir que un trabajador que, ejerciendo sus derechos, haga oír sus reclamos y sufra agresiones", dijo.

Por su parte, la titular del gremio que representa a los docentes privados, Teresa de Ramayo, se mostró sorprendida por el nivel de violencia que observó de los policías en contra de los trabajadores, aunque señaló que se trata de un comportamiento que comienza a repetirse en el país. Tras lamentar el hecho de llegar a estas instancias, la ministra de Educación de la provincia Silvia Rojkés de Temkin, ratificó que en la provincia se cumplirán, hasta el 5 de diciembre, con los 180 días de clases que marca el calendario escolar. Señaló que esto se logrará gracias al trabajo sostenido del Gobierno para atender la educación y al buen diálogo con los docentes.

Comentá la nota