Imputan a Darrichón por incumplimiento de deberes del funcionario público

La causa se inició tras la denuncia de los trabadores de la Caja de Jubilaciones, que acusaron a las autoridades comunales de no girar los fondos que se retenían a los empleados, desde 2005.
El juez de Instrucción de Diamante, Jorge Barbagelata Xavier, imputó al intendente de Diamante, Juan Carlos Darrichón, al secretario de Hacienda municipal, Héctor Zapata, y la contadora municipal, Olivia Cáceres de Taleb, por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Las actuaciones se iniciaron tras la denuncia presentada por trabajadores de la Caja de Jubilaciones local, que acusaron a las autoridades comunales de no girar hacia ese organismo los fondos que se retenían a los empleados municipales.

"Es una investigación que se inició por una denuncia de algunos asociados de la Caja de Jubilaciones de Diamante", explicó el Fiscal, al tiempo que detalló que en la denuncia se plateaba que "se retenían los fondos de los empleados y no los giraban a la Caja", señalóa APF el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull.

"Como agente fiscal inicié medidas previas para investigar el tema", apuntó también Montrull, quien señaló que "se solicitaron pruebas a distintos organismos de la ciudad, a la Municipalidad, a la Caja, a Contaduría y Tesorería municipal, y también al Tribunal de Cuentas".

"Con los datos que se recabaron entendí que había elementos suficientes como para requerir la instrucción formal de la causa, que es lo que se hizo ahora, por lo tanto se iniciaron las actuaciones", expresó luego el Fiscal.

Según precisó, tanto al intendente Darrichón como a Zapata y Cáceres de Taleb, se les imputa " el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, en el giro de la transferencia de fondos que se le retienen a los empleados, hacia la Caja".

Montrull sostuvo además que en su denuncia los empleados municipales "también cuestionaban que se hacían inversiones que no convenían a la Caja, pero ese punto no se está investigando", aclaró.

El viernes la Justicia requirió a los tres funcionarios de Diamante que procedan a nombrar abogado defensor.

La acusación de la justicia responde a dos presentaciones judiciales realizadas a principios de 2009, una por parte del bloque de concejales de la UCR, y la otra por una integrante, en representación de los empleados, del Directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Municipalidad de Diamante.

Cabe recordar además que en la sesión del miércoles 18 de marzo del Concejo Deliberante de esa localidad, los empleados municipales presentaron una nota en la que manifestaban su preocupación "respecto de la delicada situación financiera" de la Caja de Jubilaciones, producto de la millonaria deuda que sistemática, rutinaria y mensualmente viene generando la Municipalidad de Diamante, desde mayo de 2005.

Asimismo destacaban la "falta de cumplimiento en el pago de los aportes jubilatorios patronales con el agravante, además, que desde el mes de agosto de 2008 dejó de depositar en la cuenta de la Caja de Jubilaciones los importes que se le retienen a los empleados activos en concepto de aportes jubilatorios personales y las cuotas de los créditos otorgados por la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones desde el mes de Noviembre de 2008".

En el documento precisaban que "desde mayo de 2005 en adelante la Municipalidad generó una deuda de más de 3 millones de pesos", ya que aseguraban que "al 31 de diciembre de 2008 y enero de 2009, la Municipalidad de Diamante dejó de girar a la Caja aproximadamente la suma de 1.7 millones de pesos, conformada por 550.000 por falta de aportes personales jubilatorios retenidos al personal y no depositados, 170.000 por las cuotas de créditos descontadas a los empleados y no depositadas y 980.000 por incumplimiento en el pago de aportes jubilatorios patronales".

Comentá la nota