El PJ impuso sus reglas para pavimentar calles

El PJ impuso sus reglas para pavimentar calles
Los concejales aprobaron el ingreso de la capital en el programa de obras públicas que diseñó el PE para los municipios y las comunas
Lo que parecía un simple trámite para el oficialismo se transformó en un extenso debate en la sesión de ayer para aprobar la adhesión al denominado "Plan Provincial de Infraestructura Vial". Se trata de un programa por el cual, la Provincia, por medio del Ministerio del Interior, supervisará la ejecución de obras de pavimento en los municipios y en las comunas rurales.

La capital avaló ayer su incorporación al programa oficial en una votación que terminó con 13 votos a favor (oficialistas) y tres en contra. Los opositores José Luis Avignone (UCR), José Costanzo (Partido Autónomo) y Claudio Viña (FR) rechazaron la propuesta.

La actitud del concejal Raúl Pellegrini (Concertación Plural) sorprendió a propios y extraños en el recinto. Durante el debate, edil argumentó su rechazo a la iniciativa. Remarcó que no compartía las excepciones a las leyes 5.854 (Obras Públicas) y 6.970 (Administración Financiera). "Así como está redactado, no voy a acompañar este proyecto de adhesión", dijo. Sin embargo, al momento de la votación se levantó de su banca y salió del recinto para no dejar registrado su voto. Esa actitud le valió una chanza del oficialismo. Hugo Cabral (PJ) le enrostró que con su accionar había superado al histórico "voto no positivo" del vicepresidente de la Nación, Julio Cleto Cobos. Con sorna, Cabral insistió en que Pellegrini había protagonizado un voto "Sí, negativo".

Inmediatamente después de la votación nominal, Pellegrini retornó a su banca. Antes, Cabral había sido uno de los principales defensores del proyecto. "Estamos frente a una herramienta financiera al servicio de la Municipalidad. El mejor antecedente es el fondo fiduciario, y el resultado está a la vista con la cantidad de obras realizadas", afirmó. El opositor Costanzo, por su parte, apuntó contra el intendente, Domingo Amaya. "¿Por qué esta necesidad de caminar por la cornisa y tratar de vencer la burocracia?", se preguntó en referencia a que se eluden las licitaciones públicas y, en su lugar, se autoriza la contratación directa.

"Huevos de pascua"

Viña, a su turno, objetó el proyecto con críticas a los legisladores. "Algunas leyes que se aprueban en la Legislatura parecen huevos de pascua -dijo-, porque no sabemos con qué sorpresa vienen adentro".

El candidato a diputado por Fuerza Republicana remarcó que sólo se pretende salir de la legalidad. "Es insólito argumentar que por la necesidad de hacer obras públicas hay que hacer excepciones a la ley de Obras Públicas. Es como querer preparar humita y exceptuar el choclo, con el argumento de que eso es necesario. Hagan obras, pero con licitación pública, porque si no es un manejo discrecional y poco transparente de los fondos", agregó.

El radical Avignone, en tanto, advirtió que la adhesión al programa de obras de pavimento está implícitamente ligada a la restricción de la publicación de los llamados a licitación. "No defiendo a ninguna empresa; sólo defiendo el sistema republicano de gobierno", señaló. "No tiene nada que ver, no sabe leer", le interrumpió el oficialista, José Franco. Avignone pedirá a la intendencia que se vete la ordenanza, pero fuentes del gabinete municipal confirmaron anoche que será promulgada.

Por ahora, el recinto no llevará el nombre del ex presidente Alfonsín

De entrada, sabía que tenía escasas posibilidades de lograr su cometido. Sin embargo, planteó el tema y terminó perdiendo por 14 votos contra tres. El concejal, José Luis Avignone (UCR), planteó ayer que se tratara el proyecto de su autoría para bautizar al nuevo recinto de sesiones con el nombre del ex presidente de la Nación, Raúl Ricardo Alfonsín.

Al abrirse el debate, Avignone pidió que se incorpore su iniciativa en el debate. Para ello debía contar con los dos tercios de los votos afirmativos (12 como mínimo). Para dejar asentado quiénes estaban de su lado y quiénes no, exigió que se hiciera una votación nominal. Así fue que contó con el respaldo del concejal Raúl Pellegrini (Concertación Plural).

Lo más curioso, al momento de la votación, fue la actitud del concejal Javier Morof (ex FR), que votó a favor del planteo de Avignone. Esa decisión de Morof desconcertó a varios. Algunos pensaron que el edil no sabía lo que se estaba votando en ese momento; en cambio, otros especularon que Morof se burló de Avignone al saber que no tenía ninguna chance de lograr la mayoría.

Avignone, en tanto, anunció que no dejará que su propuesta duerma en una comisión. "Si es necesario voy a insistir, aunque esto tenga que aprobarse a lo ‘Pirro’", afirmó. Pirro era un antiguo rey de Epiro, que por su empecinamiento y obstinación hizo crecer a su reino territorialmente, pero a la vez supo perder a muchos de sus mejores soldados.

Avignone admitió que la mayoría peronista no quiso acompañar su propuesta "por recelos políticos". La muerte de Alfonsín le dio a la UCR, en todo el país, una suerte de vitalidad. Por ello, los oficialistas prefieren no darle un impulso más a ese fenómeno que envuelve al radicalismo.

Comentá la nota