Impulso en el Senado

Vox quiere reunirse con el presidente del bloque del Partido Justicialista para conocer su posición y pedirle que se debata la ley que garantiza derechos a las parejas de hecho.
La asociación civil VOX envió el miércoles pasado una nota para solicitarle una entrevista al presidente del bloque de senadores provinciales del Partido Justicialista, Ricardo Spinozzi, con el objetivo de conocer su posición sobre la ley de unión estable de parejas que recibió media sanción en Diputados la semana pasada. Pero no sólo esta agrupación del colectivo lgtb (lésbico, gay, trans y bisexual) participará de la reunión. "Vamos a concurrir con distintos sectores, como los empleados públicos, otras agrupaciones de la diversidad sexual, organizaciones de mujeres y sindicatos, para dejar en claro que no se trata de un beneficio sólo para la comunidad lgtb sino para que todos aquellos que no quieran o no puedan contraer matrimonio puedan tener la protección del estado", indicó Esteban Paulón, secretario de Vox.

El año pasado, Diputados también había dado media sanción al proyecto, pero a fin de 2008 perdió estado parlamentario. En diciembre, Spinozzi desafió al gobernador Hermes Binner, y aseguró que la mitad del bloque estaba dispuesto a votar a favor del proyecto. De hecho, el senador por 9 de julio, Hugo Terré, fue el único justicialista que recibió en aquel momento a los integrantes de Vox y anticipó su voto positivo.

En el medio, además del pedido de Vox a los senadores para que se aprobara esta ley, se presentaron notas de distintas organizaciones católicas para combatir la iniciativa. Por ejemplo, la Junta Arquidiocesana de Educación envió un mensaje a la vicegobernadora Griselda Tessio y a todos los senadores, en la que señalaban que "el bien común debe estar por encima de los intereses particulares y este proyecto atiende a un sector minoritario sin considerar la idea de familia generadora y contenedora de hijos". También la Federación de Asociaciones y Uniones de Padres de Familia de Colegios Católicos de la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz distribuyó su propia carta, en la cual afirma que legalizar las uniones homosexuales "agravia a los padres de familia santafesinos". Por su parte, el rector de la Universidad Católica de Santa Fe, Gerardo Nelson Galetto, sumó su voz crítica. Y hasta la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Santa Fe envió una carta a los senadores. Tantas reacciones fueron efectivas: el proyecto ni siquiera se trató en comisiones.

Ahora, el colectivo lgtb no se dejará estar. A la reunión que pidieron con Spinozzi -quien aún no respondió- concurrirán también representantes de Amsafé, ATE, Indeso Mujer, Casa de la Mujer, Rima (Red Informativa de Mujeres de la Argentina) y otras organizaciones del colectivo como Las Safinas y la Biblioteca Lésbica Ilse Fuskova. "Como se trata de una ley no discriminatoria, tal como expresa en su artículo primero, vamos con otros sectores que puedan ser beneficiarios, no sólo los de la diversidad, sino todos aquellos que se sientan involucrados en este avance jurídico", indicó Paulón. Entre las iniciativas que estudian, está realizar convenios con distintas obra social, para que brinden atención a las parejas de hecho, como adhesión a la ley, ya que la norma sólo será de aplicación obligatoria en la provincia.

"Queremos entrevistarnos con Spinozzi para conocer su posición y la del bloque en virtud del tratamiento de la ley de unión civil", dijo Paulón. Es que el bloque justicialista es clave, ya que tiene amplia mayoría (12 legisladores) en el Senado provincial.

Pero les interesa, sobre todo, que el Senado garantice el debate sobre la ley de unión estable de parejas. "El proyecto anterior ni siquiera se trató en las comisiones, ahora que hay un año y medio para aprobarla, queremos que se empiece a debatir para que se construya el consenso necesario para aprobar la ley", dijo Paulón.

El activista afirmó que se trata de "una responsabilidad de los senadores, que deberán invitar a todos y todas para participar del debate". Y adelantó que Vox concurrirá "por iniciativa propia con distintas organizaciones sociales que no sólo representan a nuestro colectivo sino a distintos sectores que se pueden ver beneficiados por la ley, no es tema de gays y lesbianas, sino de todas las personas que decidan no contraer matrimonio pero quieran contar con la protección del Estado santafesino".

Comentá la nota