Impulsó Scioli batería de proyectos por 'emergencias' y jueces suplentes

A través de una batería de medidas impulsadas esta misma tarde, el Poder Ejecutivo reclamó a la Legislatura extender por seis meses más –con opción a prorrogarlo por el mismo período- la situación de Emergencia del Servicio Penitenciario bonaerense y de su Dirección de Salud, además de alargar la misma declaración de Emergencia a la Infraestructura del Poder Judicial, normas todas ellas con varios períodos de vigencia y sucesivas extensiones que las mantienen en pié.
De un solo artículo y sin más fundamentos que las inminencia del plazo de la Emergencia establecido por Ley, la primera de las peticiones establece prorrogar, “a partir del 20 de enero de 2009, la vigencia de la Ley 13.677 que declara el estado de emergencia del Servicio Penitenciario Bonaerense y de la Dirección General de Salud Penitenciaria, órganos dependientes del Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires”. La petición, aclara que deberá ejecutarse “por el término de seis meses” y autoriza al Poder Ejecutivo “a extender por seis (6) meses adicionales su vigencia”

En el mismo sentido, la otra iniciativa oficial, a la que accedió INFOCIELO, estipula –también en un solo artículo- extender “a partir de su vencimiento y por el término de 12 meses, la emergencia de la infraestructura edilicia del Poder Judicial de la Provincia”, estipulada en la vigente Ley 13.795.

Además de reclamar se extienda la condición de “emergencia” en esas dependencias, Scioli impulsó, además, otra iniciativa para que se prorrogue, también por el período de un año, “la autorización a la Suprema Corte de Justicia para disponer el traslado de los Juzgados de Garantías y los juzgados unipersonales de Familia”.

LEY DE JUECES “SUPLENTES”

El Ejecutivo bonaerense impulsó además para su conversión en Ley por parte de la Legislatura, una modificación a la ley 13.837 –que creó el Cuerpo de Magistrados Suplentes en el ámbito del Poder Judicial- con el fin de lograr “mayor eficacia” en la implementación de esa norma considerada “clave” para descomprimir el accionar de la Justicia, evitando que los jueces a cargo de algún Juzgado, tenga que actuar como “subrogante” de otro, cubriendo sus ausencias. Una modalidad que lejos de agilizar el funcionamiento del Poder Judicial, una de sus principales objeciones, sobrecarga la actividad del que asume el reemplazo obligándolo a “atender”, además de los casos que tramitan por ante su Juzgado, las causas iniciadas en los estrados de otro magistrado.

En los considerandos de la iniciativa, el Ejecutivo establece que las modificaciones apuntan a dotar a la Suprema Corte de Justicia, de “la facultad de adoptar las decisiones que estime convenientes para una adecuada aplicación del sistema” para la designación de la figura del Juez Suplente.

Tal modificación –asegura el mensaje que acompañó el proyecto- “optimiza el uso del Cuerpo (de jueces Suplentes) para evitar que esos jueces permanezcan con períodos sin asignación de funciones”.

Con ese espíritu, la iniciativa del Ejecutivo apunta a barrer las fronteras en relación a los distintos fueros y regiones, para que los magistrados inscriptos en el registro de jueces suplentes puedan hacerse cargo de Juzgados independientemente del Fuero del que se trate y de la región en la que se encuentre.

Pero además, se elimina la restricción que estipula la normativa de jueces vigentes que prohíbe la integración de un Tribunal “con más de un Magistrado Suplente”.

En ese sentido, la modificación resalta que “no se advierte necesario mantener dicha limitación, que carece de justificativo en la medida en que los Magistrados Suplentes cumplen con los recaudos constitucionales para ser jueces de la Provincia, y -por otra parte- se evita con su designación tener que recurrir al régimen de subrogancias para cubrir la vacante que, en el sistema vigente de la ley, no podría ser llenada con un integrante del cuerpo aludido”.

Comentá la nota