Impulso al programa nuclear

El acuerdo militar con Francia reactivará el plan atómico de Brasil
BRASILIA (ANSA).- El acuerdo con Francia para colaborar en asuntos de energía nuclear y la compra de un submarino de propulsión nuclear que será fabricado en Brasil significarán un "avance importante" para el programa atómico del gigante sudamericano, según opinaron ayer varios especialistas en temas militares.

El almirante Carlos Passo Bezerril, del Centro de Tecnología de la Marina, señaló que Brasil ya domina el combustible nuclear y ahora trabaja en la construcción de una planta nuclear para generar energía eléctrica y en la fabricación de un reactor nuclear.

El programa nuclear brasileño se inició en 1979. El presidente Luiz Inacio Lula da Silva anunció en 2007 el refinanciamiento del plan.

Según el almirante Passo Bezerril, Brasil cuenta con la sexta reserva mundial de uranio. "Además de haber adquirido un importante nivel en materia de conocimiento atómico, Brasil podría contar con la mayor reserva de uranio del planeta, si se tiene en cuenta que sólo se han realizado prospecciones en el 25% del territorio", indicó el experto.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, refirmó ayer su compromiso de avanzar en la colaboración con Brasil en materia de energía nuclear. Según manifestó Sarkozy, "Francia no tiene miedo de liberar conocimiento tecnológico".

Para el diputado brasileño José Genoíno, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), tras el acuerdo con Francia, Brasil debería profundizar sus investigaciones nucleares y no suscribir nuevas cláusulas del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNPN), del cual el país es firmante. "Como está dicho en la Constitución, nuestro interés es dominar la tecnología nuclear para fines pacíficos, y dominar ese ciclo podría traer grandes progresos a nuestra industria", agregó.

Antes del pacto militar firmado entre Lula y Sarkozy, Brasil había acordado con la empresa francesa Areva la construcción de la central nuclear Angra 3 en Río de Janeiro.

Comentá la nota