Impulso clave en Washington

Israel y EE.UU. acordaron combatir el tráfico que provee de armas a Hamas
WASHINGTON. El acuerdo que suscribieron ayer Estados Unidos e Israel en Washington, por el que se combatirá el contrabando de armas en la Franja de Gaza destinado al grupo Hamas, fue considerado uno de los factores clave para poder lograr un alto el fuego en la zona.

El documento, rubricado por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y su par israelí, Tzipi Livni, era una exigencia de Israel para poner fin a su ofensiva militar. En las dos páginas y media que ocupa el acuerdo, Estados Unidos se compromete a proporcionar recursos, medios, asistencia técnica e información a Israel, para prevenir el contrabando de armas desde Egipto hacia Gaza, y así impedir que Hamas se rearme.

Rice dijo esperar que el acuerdo firmado ayer, junto con otros pasos que puedan dar Estados Unidos y otros miembros de la comunidad internacional, "contribuirá a un cese del fuego que perdure".

La secretaria de Estado norteamericana explicó que "es un entendimiento bilateral con Israel, pero la canciller Livni seguirá con esfuerzos similares hacia colegas europeos", entre ellos, Francia y Alemania.

Según versiones de prensa israelíes, Estados Unidos garantizará a Israel que cesará el contrabando por mar y tierra, en colaboración con la Unión Europea (UE) o la OTAN. Contra los países que, pese a ello, introduzcan armas en la Franja de Gaza, se impondrán sanciones.

Por su parte, Livni habló de un pacto "histórico, que es un ingrediente vital para que cesen las hostilidades"; y agregó: "Sólo a través de un esfuerzo unido para combatir el terrorismo se puede llegar a un alto el fuego entre las dos partes". Además, Livni afirmó que "lo último que quiere ver Israel es el rearme de Hamas después de la operación militar".

El vocero del Departamento de Estado, Sean McCormack aclaró que el presidente electo, Barack Obama, y la futura secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, fueron consultados para la elaboración del documento firmado ayer en Washington.

Comentá la nota