Impulsarán la construcción de un centro educativo para jóvenes en situación de encierro

La ministra de Educación y Cultura de la provincia, María Virginia Almará, participó entre el 17 y 21 de noviembre pasados en París, Francia, del Encuentro Internacional sobre "La Educación en contextos de encierro: alternativas educativas" organizado por el Ministerio de Educación Nacional de Francia y el Centro Internacional de Estudios Pedagógicos de ese país.
Almará asistió como representante de un Proyecto Piloto Intersectorial que impulsa en Corrientes la construcción de un centro para jóvenes en conflicto con la ley penal, que ya cuenta con un Decreto del Ejecutivo (Nº 2426/08) que le da el marco legal, estableciendo la creación como entidad autárquica de un Centro de Contención Juvenil, que actuará en todo lo vinculado a la guarda, tratamiento, alojamiento y detención de menores de 18 años en conflicto con al ley penal.

De la provincia también asistió la Juez Correccional Nº 1 de la Primera Circunscripción Judicial de Corrientes, doctora Gabriela María Alejandra Aromí De Sommer, abogada especialista en Derecho Procesal, profesora de Derecho Procesal Penal de la Facultad de Derecho de la UNNE.

Participaron además de este encuentro once delegados miembros de la Red Latinoamérica de Educación en Contextos de Encierro (LECE) creada en el marco de EUROsociAL, once especialistas en educación para menores en contextos de encierro designados por los ministerios de educación de los países de la red, seis expertos europeos y uno latinoamericano invitados, seis representantes de ONG europeas invitados.

EUROsociAL es una iniciativa de cooperación técnica de la Comisión Europea para promover la cohesión social en América Latina a través del intercambio de experiencias entre administraciones públicas responsables de la administración de la Justicia, la Educación, el Empleo, la Fiscalidad y la Salud.

Durante el seminario, Almará participó de jornadas de trabajo y reflexión conjunta, con ponencias, debates y talleres participativos para llegar a la elaboración de documentos y propuestas colectivas sobre aspectos clave de la educación para menores en prisiones. Allí, el pasado jueves 20 se tomó como modelo el proyecto piloto de Corrientes, en una reunión desarrollada en la sala convenciones del Hotel Holiday Inn de París, donde se alojaron los asistentes.

"Corrientes es la única provincia del país que lleva adelante una experiencia piloto como esta, para la construcción de un centro modelo que albergue a jóvenes en conflicto con la ley y que realmente cumpla la función de institucionalizarlos tal como exige la ley, donde se desarrollen programas educativos y de formación laboral que ayuden a los menores privados de su libertad a incorporar pautas de respeto a las libertades y los derechos de los demás, y salgan de allí capacitados para asumir una función constructiva en la comunidad" comentó la titular educativa de la provincia.

En ese rumbo, destacó que "es la primera vez que un Gobierno Provincial responde en forma concreta a un pedido largamente reclamado desde la Justicia, como el de contar con un instituto que ofrezca a los menores que hayan delinquido las condiciones de detención dignas, la contención y formación que los ayude a reinsertarse socialmente".

Recordó que "la situación de larga data de falta de espacio y de estructuras adecuadas, hizo que muchos de estos jóvenes sean alojados en comisarías, donde el encierro, la ociosidad, la falta de recreación y contención psicológica solo potenció el resentimiento y la violencia en estos ciudadanos".

Por todo ello, la creación futura de este centro "es un gran desafío que asume el Gobierno, como muestra elocuente del compromiso institucional de abordar estas problemáticas, diseñando además políticas públicas de promoción y protección de los derechos de los niños y adolescentes" sentenció.

Según surge del texto del proyecto piloto, la futura obra será íntegramente financiada por el Gobierno Provincial, y el costo está calculado en alrededor de dos millones y medio de pesos. Al esfuerzo de la provincia se sumarán aportes financieros y de capacitación del Programa EUROsociAL, ante quien fue presentado el proyecto. "El trabajo y las inversiones conjuntas nos permitirán construir en Corrientes el primer centro de este tipo en el país, que será ejemplo para otras provincias argentinas" resaltó la ministro.

ANTECEDENTES EDUCATIVOS EN CORRIENTES

El Ministerio de Educación y Cultura de Corrientes implementa desde hace varios años el Programa de "Educación en contextos de encierro", que atiende a una población de 552 alumnos menores de 18, menores adultos de 18 a 21 y adultos detenidos en unidades penitenciarias con causas judiciales.

Este programa, que se ejecuta a través de la Dirección de Planes, Programas y Proyectos Especiales, ofrece a los detenidos la posibilidad de finalizar su educación primaria y secundaria, otorgándoles la certificación oficial que acredita la terminalidad de sus estudios.

Entre las acciones realizadas por este programa, se capacita a docentes y directivos de escuelas carcelarias y a personal del Servicio Penitenciario Provincial, sobre temáticas vinculadas al mundo del trabajo. En esos ámbitos se desarrolla además el Programa de Alfabetización Encuentro, con 12 centros funcionando en las unidades penales Nº 1 y 6, y un total de 51 internos.

También llega el Programa de Terminalidad Primaria con una matrícula actual de 45 alumnos en la Unidad Penal Nº 1, y 40 alumnos en la Unidad Penal Nº 6, en tanto que el Plan de Lectura que lleva adelante talleres en los Hogares de Menores "Domingo Sabio", "Tía Amanda", "Miguel Magone" y Unidad Penal Nº 3 de mujeres.

La provincia fue precursora en la implementación del Programa "Centros de Actividades Juveniles (CAJ)" en contextos carcelarios, con la apertura de 3 centros en unidades penales y la participación masiva de alumnos en las actividades recreativas y artísticas que se proponen desde este programa.

Además, se otorgaron 160 Becas de Inclusión "Todos a Estudiar", y se proveyó de kits de útiles escolares a la totalidad de la población educativa detenida en cárceles y hogares de tránsito.

Comentá la nota