Impulsan a Tucumán como polo de atracción para los golfistas

El ente provincial de turismo, junto a las agencias de viajes, organizan tours para que los empresarios que visitan la ciudad capital, jueguen al golf a la hora de la siesta
"De los 700.000 visitantes que recibimos anualmente, el 15% viene a jugar al golf en alguna de las seis canchas que tenemos, donde se organizan torneos todos los fines de semana", explicó Sebastián Giobellina, vicepresidente del Ente Tucumán Turismo.

A partir de ahí es que desde el Estado provincial decidieron fomentar la práctica de este deporte en el turismo corporativo, que representa al 65% del total de los visitantes. ¿Cómo lo lograron? Incentivaron a las agencias de viajes para que armen un tour de golf durante la hora de la siesta, de 13 a 17 horas, para que los empresarios de Buenos Aires y Córdoba -principalmente- aprovechen a jugar, provistos de caddies e incluso con los palos necesarios.

Así, los ejecutivos hacen negocios y hasta vuelven más despejados a su trabajo, ya sea en ingenios azucareros, en empresas de la industria mecánica como Scania, en petroleras como Refinor, en el packaging de cítricos o en los embarques de arándanos a los Estados Unidos. El boom por el golf en Tucumán se desató a partir de la aparición de Andrés "El Pigu" Romero, que comenzó como caddie, ganó el Tour Europeo y hoy es el segundo mejor jugador de la Argentina y el tercero de Sudamérica. "Este hecho se suma a que Tucumán cuenta con seis campos de primera categoría, cada uno de ellos con características especiales: esto provocó que el golf sea un producto al cual decidimos apostar, ya que es una clara muestra más de que el turismo y el deporte pueden funcionar de la mano perfectamente y alcanzar muy gratos resultados", aseguró Bernardo Racedo Aragón, presidente del Ente Tucumán Turismo y secretario de Turismo de la provincia.

La cancha más tradicional, con 70 años de historia, es el Jockey Club, ubicado a 20 kilómetros de San Miguel de Tucumán, en Yerba Buena. Este club es sede del Abierto del Norte de la República desde hace 41 años y por sus fairways, de suaves pendientes y con un trazado único, han caminado los mejores golfistas argentinos y muchas figuras internacionales. Posee dos canchas: una de nueve hoyos par 35 y otra de 18 hoyos en la Rinconada par 71.

Otra alternativa es el campo de Las Yungas, más cerca de la vegetación del Cerro San Javier. Esta cancha (de 9 hoyos) es un claro exponente de la flora y selva local, rodeada de árboles y pájaros. Allí todos los fines de semana se realizan importantes torneos, auspiciados por las principales empresas. Además, en ese y otros clubes, Tucumán recibe jugadores de Catamarca y La Rioja.

Comentá la nota