Impulsan sistema de "coima 0" en la noche

Se discutirá en el Concejo Deliberante la posibilidad de que los inspectores municipales vean limitadas sus atribuciones en cuanto al control de bares y espectáculos nocturno. En el debate se propondrá que la clausura de los locales sólo pueda ser efectuada por la Justicia Municipal de Faltas. Buscan desactivar extorsiones.
La comisión de Espectáculos Públicos del Concejo Deliberante discutirá en las próximas sesiones una iniciativa que procura disminuir la corrupción en la inspección de bares y discotecas, limitando el poder de los agentes de la Dirección municipal de Control General de la Vía Pública.

De prosperar, sólo la Justicia de Faltas tendrá la atribución de clausurar locales, limitando de esa manera la discrecionalidad con que en ocasiones se procede en el acto de control.

El debate, que seguramente no estará exento de elementos de presión centrípeta, se concretará en el marco del tratamiento de las dos ordenanzas que procuran ordenar la noche en esta Capital, y que tienen como nuevo límite para su despacho el 20 de octubre próximo.

Según el edil Miguel Siciliano (bloque Eva Duarte), mentor de la moción, se trata de una propuesta que permitirá menguar coimas y demás irregularidades, ya folklóricas.

"El hecho de que determinadas sanciones por faltas graves deban necesariamente ser aplicadas por la instancia de mayor responsabilidad de la que dispone el municipio es una garantía para todos, los propietarios y los consumidores", aseguró a este medio el hombre que en los últimos días va al Concejo Deliberante en ómnibus.

Ahondando no mucho en la lógica de la iniciativa olguista, se desprende la idea de que es más fácil "comprar" un inspector que un juez de Falta o empleado del Juzgado.

Al afinar las normativas de la noche -como parece estar sucediendo- y paralelamente quitar ciertas potestades a los agentes municipales de control, el margen teórico de soborno estaría disminuyéndose.

Al respecto, el presidente del bloque de Unión por Córdoba, Juan Manuel Rufeil, opina que poco cambiará si la Municipalidad no se decide a controlar a sus empleados y funcionarios. "Este es un elemento que podría contribuir a mejorar el sistema de control, pero si el Ejecutivo no tiene la voluntad o convicción de hacer cumplir la ley, inclusive puertas adentro para sancionar conductas corruptas, nada se modificará del todo".

Aplicación

La aplicación de la iniciativa es quizás uno de los puntos que más polémica genere, en virtud de la discusión sobre las posibilidades técnicas y legales de concreción.

Lo que no reviste dudas, es que más allá de eso, la vastedad de la actividad nocturna en Córdoba hace necesaria la implementación de un sistema de turnos en los Juzgados de Falta.

Según Siciliano, se podría crear una comisión de guardia, que dependa directamente de los jueces. "De esa manera se haría posible este cambio necesario; y si se logra aceitar como corresponde, los inspectores darán aviso inmediato a la justicia de falta cuando constaten ciertas irregularidades, y los propietario podrán hacer lo propio si los primeros insinúan con extorsionarlos".

Sin quórum

La comisión de Espectáculos Públicos no funcionó ayer por falta de quórum. Los que no fueron dicen haber notificado, y los que llegaron tarde alegaron intolerancia y "avivada" de los que levantaron la sesión.

Al margen de las vicisitudes, el cuerpo que por reglamento interno se reúne los lunes a las 11.30 ha agregado hace 15 días dos reuniones más por semana. Los miércoles estudian la problemática los técnicos y asesores, y los jueves, después de sesión ordinaria, lo hacen los propios concejales.

Las normativas de Bares y de Espectáculos Público comenzaron a discutirse con celeridad desde principios de este año legislativo, pero aún el cuerpo deliberativo no ha conseguido expresarse, debido a la minuciosidad que requieren. El plazo para emitir despacho fue extendido hasta el 20 de octubre (en principio vencía el 17 de este mes).

Comentá la nota