Impulsan proyecto para expropiar la planta de UCAL en Barranqueras

Diputados de distintos bloques legislativos acordaron promover una iniciativa parlamentaria para expropiar la planta de UCAL en Barranqueras, como así también las maquinarias con la finalidad de ser destinada al funcionamiento de la cooperativa de trabajo “Hilandería Barranqueras Ltda” la que está en formación.
La iniciativa es impulsada por los legisladores Alicia Terada (ARI), Hugo Maldonado (Alianza) y Daniel San Cristóbal (Frente Grande) y establece declarar de utilidad pública e interés social y sujeto a expropiación en los términos de la Ley 2289, el inmueble ubicado en avenida 9 de Julio y Nicolás Rojas Acosta.

Sostienen que el inmueble, maquinaria e instalaciones citadas, serán cedidas a título oneroso a los trabajadores de UCAL al precio simbólico equivalente al 1 por ciento, de utilidad anual y por un plazo de 30 años, con la condición de continuar funcionando como cooperativa, representando los intereses de los ex trabajadores de la firma expropiada, explotando las unidades productivas persiguiendo sus fines solidarios, autogestionarios y cooperativos y de cumplir con las obligaciones que se establecen en las leyes particulares. En caso de cese de actividad por parte de la cooperativa con antelación a ése plazo, los bienes expropiados por la presente volverán al patrimonio del Estado Provincial.

Además, se prevé la eximición de impuestos y tasas de toda índole a la actividad, con una vigencia de 10 años, prorrogables por igual período por el Poder Ejecutivo.

En los fundamentos del proyecto los legisladores señalan que “la recuperación de empresas significa un modo no convencional de respuesta frente a los despidos masivos y cierres de establecimientos que se multiplicaron hacia fines de los años 90 como corolario del programa de liberalización económica y sobre valuación de la moneda local que se aplicó durante la década”.

en ese sentido los diputados mencionan “tomando en cuenta que los trabajadores pertenecientes a empresas como la de UCAL, se encuentran en riesgo inminente de caer en el desempleo, y que sus acciones se orientaron básicamente a evitar este destino, es que creo que la aprobación de medidas como la presente, podrían solucionar el grave inconveniente de éste sector de la comunidad, dejando en manos de los trabajadores la planta, ya que los mismos poseen una enorme capacidad de emprendimiento, organización y gestión”.

“La planta dio trabajo a más de 200 obreros durante varios años, y debido al deterioro económico y financiero se encuentra hoy en estado de falencia a la espera de la liquidación en un proceso judicial”.

También dijeron que esta medida es similar a la ya adoptada con la textil de Villa Angela o el caso reciente del ex frigorífico Resistencia.

Comentá la nota