Impulsan un nuevo frente político en Entre Ríos

Bajo una consigan que propone "construir la fuerza política necesaria para sostener el Proyecto Nacional", pretenden dar forma en Entre Ríos a un nuevo frente político que reúne un arco similar al que la semana pasada se expresó en la votación de la Cámara de Diputados de la Nación para ratificar la delegación de facultades en el Poder Ejecutivo, esto es: centroizquierda y peronismo no limitado al Partido Justicialista.
Para ello organizan un "Encuentro abierto de la militancia popular" que tendrá lugar el sábado 22 de agosto en el Sindicato de Canillitas, de Paraná, en horas del mediodía.

En la provincia, el sector se propondrá como un espacio de apoyo crítico a la gestión que encabeza Sergio Urribarri y nacionalmente adoptará un perfil similar con el matrimonio Kirchner.

Los convocantes son el Movimiento Evita (que conduce nacionalmente Emilio Pérsico), el Frente Transversal (liderado en la Nación por Edgardo Depetri), el Frente Progresista y Popular (referenciados nacionalmente con Martín Sabatella), la corriente nacional Martín Fierro, el Partido Comunista, el Partido Humanista, y el PC congreso extraordinario.

En rigor, el espacio no es nuevo y lleva un año de conversaciones con actores que entran y salen de escena. En esta oportunidad, por caso, no participa el intendente de Chajarí, Juan Javier García y otros jefes comunales con los cuales, no obstante, el sector mantiene una buena relación. Pero luego del levantamiento de un encuentro que estaba previsto antes de las elecciones (se suspendió porque iba en contra del concepto de "unidad en la diversidad" con el que el urribarrismo pactó ir a elecciones junto a Busti) resolvieron avanzar con una construcción más autónoma de la interna del PJ.

Entre los impulsores del espacio se encuentran dirigentes que han venido actuando como parte o aliados del gobierno provincial: Juan José Albornoz (Movimiento Evita), Rubén Sarmiento (Frente Transversal), Juan Iturburu y Jorge Barreto (Corriente Nacional Martín Fierro), Federico Soñez, Tomás Luján, Javier Juárez (Frente Progresista y Popular).

A ellos se suman el Partido Comunista (José Iparraguirre, Ramón Cabrera) y el Partido Humanista (Bernardita Zalisñak, Gladis Delgado) que en la última elección fueron juntos en alianza y propusieron profundizar por izquierda el modelo K.

En la primera reunión preparatoria estuvieron también el Frente Grande (Nelio Calza, Néstor Loggio) y el concejal solanista Martín Uranga. También se invitó al sector del diputado Héctor de la Fuente.

Conservadores

Lo que rápidamente podría denominarse como ala centro izquierda del oficialismo entiende que "después del 28 de junio la derecha nostálgica del neoliberalismo, encabezada por la Sociedad Rural y el poder sojero, lanzó una ofensiva para desestabilizar al gobierno y hacer retroceder al conjunto del pueblo", según se puede leer en el borrador de un documento.

"Desde la reivindicación de Martínez de Hoz y las presiones para bajar las retenciones, hasta los menemistas que abandonan los bloques parlamentarios del Frente Para la Victoria y enfrentan al gobierno con desgastadas consignas conservadoras, por estos día se ha visto de todo", enrostran, sin nombrarlo, al ex gobernador Jorge Busti, que referencia a los tres diputados nacionales entrerrianos que rompieron con Kirchner luego de la derrota electoral.

"Pero las fuerzas populares lejos estamos de dejaremos avasallar –continúa la declaración-. El rotundo triunfo en la Cámara de Diputados de la Nación, logrado gracias a la unidad entre el peronismo y otras fuerzas populares y de izquierda, derrotando al pretensión de los reaccionarios de todo pelaje de bajar retenciones con el cínico argumento de no prorrogar por un año las facultades delegadas (¿O vamos a creer ahora que De Ángeli es un constitucionalista?) muestra a las claras que hicieron mal los cálculos".

El texto destaca también "el éxito logrado por el gobernador Urribarri en su visita a la República Bolivariana de Venezuela, acompañando a la compañera Presidenta, abriendo y consolidando caminos concretos de integración que potencian el desarrollo provincial".

En otro golpe a Busti, que convocó a la Mesa de Enlace Agropecuaria a la Cámara de Diputados, afirman que esto "indica también lo que se puede alcanzar si en lugar de utilizar las instituciones para poner en escena las voces del lobby sojero, nos concentramos en trabajar por una provincia con una producción diversificada que no se resigne a la invasión del monocultivo transgénico".

"Vivimos una etapa de equilibrio inestable, de disputa política en torno a proyectos históricamente enfrentados. El reagrupamiento de la militancia popular, la construcción de base social y organización, la promoción de espacios de unidad popular, con un criterio amplio, plural y respetuoso de las distintas identidades y tradiciones partidarias, es parte de lo que tenemos que hacer", resaltan.

Comentá la nota