Impulsan en la Legislatura la derogación del aumento del agua

Se aprobó una iniciativa parlamentaria que solicita al Ejecutivo que derogue el decreto que determina el cuadro tarifario de la empresa estatal Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA).

La cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires aprobó en su última sesión una iniciativa parlamentaria que solicita al Ejecutivo que derogue el decreto que determina el cuadro tarifario de la empresa estatal Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA).

Los autores del proyecto en cuestión, los senadores radicales Jesús Porrúa y Diego Rodrigo, consideraron que es "urgente" derogar el incremento tarifario aplicado con la facturación de marzo y solicitaron que se implemente el sistema medido en toda la provincia.

En enero de este año, con el argumento de que en 18 años esta tasa no había registrado ningún aumento, el Ejecutivo dictó el decreto 3144, que estableció un nuevo Régimen Tarifario para la prestación de los servicios de agua y cloacas para los usuarios que ABSA tiene en 80 localidades de 62 partidos bonaerenses.

Los cambios introducidos en el nuevo régimen incluyeron la ampliación de las categorías, que pasaron de 5 a 13, y una nueva forma de determinar a qué categoría pertenece cada usuario: comenzaron a considerarse variables tales como la ubicación de la vivienda, sus dimensiones y características, y su valuación fiscal.

También cambió la incidencia del monto que todos los usuarios pagan en concepto de desagües cloacales, que pasaron del 50% del valor de la tasa del agua al 100%. Incluso se creó una "Tasa de fiscalización y control", que representa un porcentaje fijo del 4% sobre el total de los servicios prestados.

Al respecto, el senador Diego Rodrigo expresó su esperanza en que "la administración provincial derogue en carácter urgente el aumento tarifario", y agregó que "no se entiende cómo en un escenario de recesión económica, el gobierno opta por aumentar los impuestos asfixiando al contribuyente".

Asimismo, Rodrigo consideró que "la empresa debe implementar ya el servicio medido porque ahora la prestación no cumple con el criterio de igualdad, debido a que, a usuarios que consumen lo mismo, unos pagan más que otros dependiendo de si tienen medidor o no".

Por su parte, el titular del bloque de la UCR, Jesús Porrúa, sostuvo que muchos municipios que reciben el servicio de ABSA sufren "un alto riesgo de vulnerabilidad dada la escasez de agua de red y desagües cloacales", y en algunos lugares la calidad de la prestación es "históricamente deficitaria.

Comentá la nota