Impulsan el juicio político a la jueza de la quiebra

La abogada y acreedora Martín dijo que el acuerdo que avaló la magistrada es "abusivo" y que las tierras que Gómez le devolverá al club representan sólo un 30 por ciento del monto de la defraudación.
La abogada Mirtha Lilia Martín presentó ayer el pedido de juicio político a la jueza civil Susana Ethel Fernández por mal desempeño en la quiebra del club Atlético Santa Rosa. En un escrito de 14 carillas que fue ingresado en el Superior Tribunal de Justicia, Martín, acreedora del club y defensora de otro acreedor, Sergio Luis Montero, calificó de "abusiva" la propuesta acercada por el ex presidente Miguel Gómez al Organo Fiduciario que administra la entidad, para llegar a un acuerdo sobre la cesión de tierras que fue avalado por Fernández. "La sentencia (de la jueza) peca de bondad excesiva o descuido, superando los límites de la buena fe, la moral y las buenas costumbres", afirmó la denunciante.

Gómez, el ex prosecretario Jorge "Toro"Sánchez, y el ex protesorero Raúl Talmón fueron condenados por la Cámara en lo Criminal 1 a tres años de prisión en suspenso, luego de confesarse autores del delito de defraudación por administración fraudulenta en perjuicio del club. El reconocimiento llegó en un juicio abreviado, luego de acordar la pena con el fiscal Jorge Amado. Ese arreglo les permitió evitar la cárcel y aunque el fallo no habla de cifras, durante esa gestión Atlético vendió su sede social y una parte del estadio Mateo Calderón en 2.400.000 dólares. Para Martín, en cambio, "de la sentencia penal surge, tras la sumatoria de todos los rubros", surge que esa suma fue de 3.200.000 dólares.

Luego de la sentencia condenatoria, y tras largas negociaciones, Gómez y el Organo Fiduciario acordaron un trueque muy particular: el confeso defraudador propuso entregar "en pago y por todo concepto" las 37 hectáreas que posee de la ruta nacional 5, siempre y cuando el club "desista de todas las acciones" en su contra; y además que con lo recaudado por la venta parcial de esas tierras se paguen "honorarios (profesionales), a la D.G.I. y a la Caja Forense"y demás gastos de los juicios.

Incluso para ser más explícito, el ex dirigente señaló que debía existir "una aceptación expresa" y que Santa Rosa no tendría "más nada que reclamar por daños y perjuicios, supuestamente sufridos, y/o que surjan acciones" contra él y su hijo Gastón Ariel (ver aparte). Lo curioso es que existen fuertes sospechas de que Gómez adquirió los terrenos, que están a su nombre, con dineros del club.

El acuerdo dice textualmente en un párrafo: "Gómez, sin reconocer hechos ni derechos, y al solo efecto conciliatorio, ofrece en concepto de pago por todos y cada uno de los conceptos reclamados contra su persona y su hijo..." Ante ello, Martín se preguntó: "¿qué hechos no reconoce Gómez? Es una obviedad. Son los hechos que se le imputaron (en el fallo condenatorio)". Y arremetió contra el O.F. tomando en cuenta los 3.200.000 dólares. "Luego de haber saqueado a la institución por ese valor, el Organo Fiduciario desiste de todos los procesos, aceptando las hectáreas provenientes del fraude perpetrado y reconocido por Gómez, Sánchez y Talmón, y que ingresaron al patrimonio del oferente porque sustrajo ese dinero y mucho más".

A confesión de...

En otra parte de la denuncia, la abogada le apuntó a Fernández porque para respaldar el arreglo dijo, entre otros fundamentos, que continuar con el proceso sería alargar los plazos por tiempo indefinido. "El apuro en concluir los procesos en trámite no es argumento válido", razonó Martín, y recordó que las hectáreas en cuestión permanecen embargadas, o sea que igualmente se habría garantizado el cobro. También se quejó porque Fernández no hizo un segundo intento por vender parte del estadio Mateo Calderón, luego de que fracasara el intento promovido por el juez subrogante, Marcos Aguerrido, por falta de oferentes.

"A confesión de parte, relevo de prueba -enfatizó Martín-. El tribunal recibía en forma frecuente a los integrantes del O.F. y a los abogados patrocinantes, pero no recibió a la suscripta pese a representar a uno de los acreedores más gravitantes del concurso, y también ser acreedora. No debió hacer las evaluaciones a espaldas de los acreedores (...) Ha quedado palmariamente demostrado que (los acreedores) no han sido punto de interés para nada ni para nadie, sino que son la mera excusa para pagar 692.763,48 pesos (de la quiebra) frente a los escandalosos montos que se abonarán a diestra y siniestra (a abogados, peritos, etc.), lo que implica un enriquecimiento ilícito para el deudor y honorarios varios generados a tres años del nombramiento del fideicomiso".

Para cumplir el arreglo, Santa Rosa debería desembolsar alrededor de 1.300.000 pesos solamente para pagarle honorarios a todos los abogados involucrados (los del club, los del O.F. y los del propio Gómez) y a los peritos.

Cuenta porotos...

Martín señaló que "el juez debe efectuar el control de legalidad y velar por el respeto de los principios que conforman el orden jurídico; caso contrario sería un 'vulgar cuenta porotos' o un 'personaje casi notarial', destinado a contar votos, o un mero ordenador del trámite". Agregó que en este caso "no tuvo en cuenta que el beneficiario de la transacción (Gómez) no es ajeno a la misma, ya que no es un tercero, deudor o acreedor, sino un dirigente de la entidad que cometió graves irregularidades, incurridas en el manejo del patrimonio social, efectuando transferencias, contratos con terceros de dudosa legitimidad, y condenado penalmente".

La abogada remarcó que Fernández debió optar por la venta parcial del estadio y no por las hectáreas en la ruta 5 y le imputó que "no decidió, sino que 'adhirió' a la propuesta presentada por el deudor y el Organo Fiduciario". Citando a un autor, dijo que "fue un acuerdo bendecido mecánicamente por el juzgado por la sola constatación del cumplimiento de recaudos formales".

"La resolución autorizando la venta, y de concretarse conforme al convenio, causa un perjuicio no susceptible de reparación ulterior, en la medida en que veda toda posibilidad de continuar con los litigios en el tiempo y la forma habitual", afirmó.

Demandas, convenios y transacciones

Con el acuerdo que se negoció con el fideicomiso, Gómez logró que quedaran en la nada las tres demandas iniciadas en su contra. Una medida cautelar del O.F. contra él, su hijo Gastón Ariel, Sánchez y Talmón sobre daños y perjuicios; otro de simulación del club Santa Rosa en su contra; y un tercer juicio, por daños y perjuicio. En éste último se le reclamaba al ex presidente que demuestre porqué compró 37 hectáreas sobre la ruta 5 en 50.000 dólares y once meses después le vendió siete de ellas al club en 150.000 dólares.

El convenio prevé la transferencia de las 37 hectáreas -valuadas en cuatro millones de pesos a precio de mercado- de las cuales que Atlético retendría en principio casi cuatro "para continuar desarrollando sus actividades deportivas".

Otro detalle del caso: la jueza Fernández es esposa del ex escribano general de Gobierno, Martín Wallace, quien en un expediente federal está procesado por falsedad ideológica por haber insertado presuntamente datos falsos en 43 poderes otorgados a una AFJP. En el fallo condenatorio contra Gómez, Sánchez y Talmón dice que ellos realizaron algunas transacciones en el estudio contable de Wallace.

Comentá la nota