Impulsan crear una filial de la Asociación Celíaca Argentina en La Rioja

Beneficiarios del programa Atención al Celíaco, que implementa el Ministerio de Desarrollo Social, impulsan la creación de una filial de la Asociación Celíaca Argentina (A.C.A) en La Rioja. La comisión organizada en La Rioja, busca ser aceptada por la asociación con el fin de conseguir el apoyo y respaldo a nivel nacional, para coordinar acciones de trabajo con el fin de alcanzar nuevos beneficios para todos los celiacos de la provincia.
La Asociación Celíaca Argentina es una entidad civil sin fines de lucro, que nació en el año 1978 desde la inquietud del Dr. Eduardo Cueto Rua, quien fundó el "Club de madres de Niños Celíacos" en el Hospital de Niños de la ciudad de La Plata.

Esta Asociación ofrece orientación y apoyo a celiacos y sus familias, cuyo único tratamiento es una dieta estricta y de por vida sin T.A.C.C. (Trigo, Avena, Cebada y Centeno)

A.C.A fomenta el desarrollo de un buen nivel informativo a través de los medios masivos de comunicación, a fin de conectar la problemática celíaca a la sociedad. También pretende concientizar al Sector Industrial ligado a la fabricación de alimentos y medicamentos, y acciona frente a los poderes públicos en la búsqueda de medidas de asistencia al celíaco en el sentido más amplio.

"Desde la creación de la Asociación hasta la actualidad cuenta con más de treinta filiales en todo el país, los logros han sido muchos. La conciencia que han creado en la sociedad y en innumerables empresas de alimentarías es uno. Nosotros nos organizamos para acceder a ella y tener la filial en La Rioja", explico Carmen Vera de Gonzáles, miembro de la comisión recién conformada.

Vera de Gonzáles también sostuvo que "recibimos el modulo alimentario de Desarrollo Social, lo representa una gran ayuda para todos nosotros, porque los productos aptos para celiacos son muy costosos y la mayoría no podemos afrontar ese gasto".

La celiaquía es la intolerancia permanente a un conjunto de proteínas denominadas prolaminas, presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y en sus productos derivados. El diagnóstico se realiza mediante biopsia intestinal.

Se caracteriza por la intolerancia permanente al gluten, proteína presente en la mayoría de los cereales y derivados, salvo el arroz y el maíz. Su ingesta prolongada repercute en la atrofia de las vellosidades intestinales del enfermo, lo que impide la absorción de nutrientes por parte de su organismo y provoca una serie de molestos síntomas, como diarreas, vómitos o dolores articulares.

Comentá la nota