Impulsan la creación de una guardia urbana

El objetivo es controlar los excesos que se producen en la vía pública en los alrededores de bares y restaurantes. Empresarios de Playa Grande están dispuestos a financiarla. Es un modelo que ya se aplica en Capital Federal y Rosario.

La creación de una guardia urbana cuyo objetivo sería controlar los excesos que la actividad nocturna genera en la vía pública fue propuesta por un grupo de empresarios de la calle Alem que, además, adelantó estar dispuesto a financiar parte del proyecto.

La iniciativa corresponde a la Cámara de Bares, Restaurantes y Afines de Playa Grande y fue presentada ante los integrantes de la comisión de Turismo del Concejo Deliberante local, quienes se comprometieron a estudiarla.

El presidente de la Cámara, Pablo Villar, explicó a LA CAPITAL que guardias de este tipo ya operan en ciudades como Buenos Aires y Rosario con "gran éxito" en lo que hace al control de los excesos que generalmente trae aparejado el funcionamiento de locales nocturnos en sectores tradicionalmente residenciales.

En diálogo con este medio, Villar consideró que la creación de este cuerpo de seguridad -que no estaría armado sino que serviría de nexo con la Policía o la Municipalidad- ayudaría a mejorar la convivencia entre los empresarios de la nocturnidad y sus vecinos, una relación históricamente conflictiva.

Asimismo entendió que con esta herramienta no sería necesario imponer un horario de cierre a los locales nocturnos, opción a la que la Cámara. "Si el problema son los excesos que se producen durante las 3 y las 6 en la vía pública la solución es realizar un operativo fuerte de 2 a 7" dijo Villar y aclaró que en caso de avanzar la restricción horaria "nos producirán un gran problema económico, porque actualmente es el único horario en que funcionamos".

Por otra parte el dirigente aclaró que la propuesta no significa descartar el proyecto del traslado a la escollera Norte. "Lo que estamos pidiendo es que nos dejen trabajar hasta el día en que se produzca el traslado, para poder generar los ingresos que nos permitan realizar la inversión", dijo.

La propuesta

La teoría detrás de la propuesta de la Cámara de Bares y Restaurantes es que el gran problema de la nocturnidad no se produce dentro de los locales sino fuera de ellos, en la vía pública.

Como ejemplo de lo anterior, Villar mencionó que "nosotros no dejamos entrar a menores ni a personas alcoholizadas, pero no podemos evitar que se trasladen hasta la zona e intenten entrar. Como no los dejamos, se quedan en la calle y ahí es donde se producen los problemas".

En este marco, explicó que "lo que hace un guardia urbano es controlar que esas personas que están en la calle no cometan excesos ni violen la ley. Si es necesario dar intervención a la policía, ellos hacen de nexo. Y si es necesaria la presencia de gente de Minoridad, también la llaman. De esta manera -enfatizó- están todas las áreas cubiertas: nosotros de la puerta para adentro y ellos de las puertas para afuera".

Según el dirigente, el modelo ya funciona en Rosario y Buenos Aires y "funciona muy bien". En cuanto a cómo se financiaría, Villar aseguró que los socios de la Cámara están dispuestos a hacer el esfuerzo.

En este sentido recordó que "durante la gestión de (el ex intendente Daniel) Katz pagábamos las horas extras de los agentes de tránsito y un servicio adicional de recolección de residuos".

Añadió que tras la asunción del intendente Gustavo Pulti esos acuerdos no rigieron más. "El dinero que antes destinábamos a esos fines lo podríamos destinar a una guardia urbana, lo que a nuestro criterio sería aún más eficaz" reflexionó.

Escollera Norte y vecinos

Villar aclaró que la propuesta de creación de la guardia no significa descartar el traslado a la escollera Norte. Por el contrario, relató que mantuvo una conversación telefónica con el secretario general de la Gobernación, José Scioli, "nos dijo que nos quedáramos tranquilos, que el proyecto va para adelante".

"Nosotros seguimos acompañando el proyecto", afirmó aunque advirtió que "lo que deben entender es que significará un gran esfuerzo. No sólo tenemos que hacer una gran inversión económica sino que es un riesgo comercial. Es apostar a un negocio nuevo que no tiene el éxito garantizado".

En este contexto, enfatizó que "al firmar el acta compromiso intentamos mostrar nuestra buena voluntad", pero lamentó la actitud adoptada por algunos vecinos de Playa Grande sobre los cuales dijo que "parecería que nada les conforma". Y añadió: "Los que quieren que cerremos a las 3 de la mañana no entienden que para poder hacer la inversión para irnos depende en gran parte de cómo trabajemos de aquí en adelante. Por eso la guardia urbana sería una buena solución para todos".

Locales seguros vs. locales llenos

"Nosotros somos los primeros en querer que nuestros locales sean seguros, porque somos los titulares de los locales y si llega a haber algún problema la responsabilidad es nuestra".

Así se expresó el titular de la Cámara de Bares, Restaurantes y Afines, Pablo Villar, al analizar las medidas de seguridad internas de los locales nocturnos de la ciudad y uno de los reproches más habituales: que no respetan los límites de capacidad máxima de gente.

En este sentido, el dirigente aclaró que una de los requisitos básicos para integrar la Cámara es respetar las ordenanzas vigentes. "Hace poco clausuraron un local que integraba nuestra Cámara e inmediatamente lo notificamos de que quedaba afuera de la institución", relató Villar.

Sin embargo, Villar consideró que la legislación vigente "no es justa" y reclamó a la Municipalidad que modifique la legislación de manera de incluir los espacios semicubiertos y descubiertos al establecer el factor de ocupación. "Bomberos sí lo contemplan y ellos no" se quejó y recalcó: "Nosotros trabajamos respetando las reglas, pero tampoco es justo que nos obliguen a trabajar menos de lo que podríamos".

Analizan la propuesta

La presidenta de la comisión de Turismo del Concejo Deliberante, Cristina Coria, relató a LA CAPITAL que la propuesta de creación de una guardia urbana presentada por la Cámara será analizada en conjunto con integrantes del departamento Ejecutivo y otros sectores de la comunidad.

Coria relató que la idea fue lanzada por los empresarios durante una reunión de trabajo conjunta con los integrantes de la comisión de Obras y del área de Nocturnidad del Ejecutivo, a cargo de Fabián Pulti.

"Escuchamos la propuesta y nos comprometimos a analizarla", dijo Coria y explicó que "el área de Inspección General se comprometió a profundizar la actividad de las mesas de trabajo en la que están representados concejales, algunas Cámaras, vecinos y hasta padres de adolescentes".

"Estamos buscando antecedentes, viendo cómo funciona en otros municipios y analizando qué atribuciones podría tener y cuáles no" añadió Coria.

En cuanto al proyecto del horario de cierre, Coria explicó que "también lo estamos conversando" aunque reconoció que "hay algunas diferencias" entre los distintos bloques del Concejo. "Nuestra posición es que los bares de Alem, que son establecimientos gastronómicos, deberían cerrar alrededor de las tres, antes que los locales bailables".

Comentá la nota