Impulsan el control social en la ejecución de obras para la ciudad

Las Juntas de Veeduría Ciudadana funcionarán dentro de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad y su tarea será la de participar y controlar el proceso de ejecución de los trabajos, y elaborar un informe que será analizado oportunamente. Dichos órganos de control estarán integrados por, al menos, cinco miembros quienes serán propuestos por las vecinales y organizaciones no gubernamentales y las actividades serán ad-honórem y voluntarias.
El Concejo Municipal dio muestras de su interés por lograr sumar transparencia a los diferentes actos de gobierno, más precisamente a los procesos de ejecución de obras públicas en el ámbito de la ciudad de Santa Fe, como así también de incentivar la participación de los vecinos.

Mediante la creación de las Juntas de Veeduría Ciudadana, que dependerán de la Secretaría de Obras Públicas y Recursos Hídricos del Municipio, se logrará la participación de los contribuyentes en el proceso de control de la ejecución obras públicas.

En ese sentido, el edil justicialista y creador de la norma, Luciano Leiva recordó que la Constitución Nacional contempla la participación del ciudadano en la actividad pública y brinda ciertos derechos, como asociarse con fines útiles, peticionar a las autoridades, formar parte de asociaciones de usuarios y consumidores, y participar en audiencias publicas.

Asimismo, advirtió que “en los últimos años, se ha observado en la sociedad un creciente interés en pos de una mayor participación en la cosa pública a través de diferentes estrategias, rompiendo con enraizados paradigmas de la política y de la organización institucional”, y dio a modo de ejemplo la sanción, efectuada por el cuerpo, de la legislación que establece el procedimiento de las Audiencias Públicas.

Las Juntas de control estarán integradas, como mínimo, por cinco miembros quienes serán propuestos por las Asociaciones Vecinales y Organizaciones No Gubernamentales. Estas asociaciones intermedias deberán contar con domicilio en la jurisdicción vecinal o las jurisdicciones vecinales en que la obra se ha de emplazar, personería jurídica. Además, la intención de participar de los controles debe guardar algún tipo de relación con el fin social de la obra a ejecutar.

En cuanto a las obligaciones, la norma sancionada indica que una vez conformada la Junta de Veeduría, desde el Municipio “se pondrá a disposición la totalidad de la información relacionada con dicha ejecución”, mientras que el ente de control tendrá atribuciones únicamente “de observación y seguimiento de la ejecución de la obra”. Además, deberá elevar informes al DEM y al Concejo, y podrá realizar observaciones y/o sugerencias que estime pertinentes para evaluar el desarrollo de la obra.

“La participación de la Junta de Veeduría concluirá con la finalización de la obra y con la presentación de un informe final de todo lo actuado, el que se agregará al expediente principal de las obras para ser analizado con posterioridad al momento de los controles que realizan los organismos que corresponden”, señala la Ordenanza aprobada.

Por último, al referirse a los objetivos que se propuso la norma, el concejal Leiva indicó que “propiciamos que todas las obras tengan sus correspondientes Juntas de Veeduría Ciudadana, incentivando la intervención directa de los vecinos, de sus organizaciones en el proceso de control social”.

Comentá la nota