Impulsan ajustes de hasta 100% en las cuotas del Monotributo

Es para industrias y comercios con una facturación de hasta 10.000 pesos al mes.
El Gobierno tiene listo un proyecto de ley para modificar el régimen del Monotributo, que contempla -entre otras cosas- aumentos de hasta 100% en las cuotas que pagan comercios e industrias. La intención oficial es hacer esta semana una última ronda de consultas entre los sectores involucrados y la semana próxima enviarlo al Congreso. Si los tiempos que manejan el Ministerio de Economía y la AFIP se cumplen, los cambios comenzarían a regir a partir del 1 de setiembre próximo.

Con relación a la actual situación, los nuevos valores de las cuotas implican aumentos o rebajas según el nivel de facturación. En general para los que hoy facturan un promedio mensual inferior a los $ 2.000 por mes la cuota se encarece entre un 17 y 23% (ver detalles en la infografía)

También sube hasta un poco más del 100% para las actividades de compra-venta con ingresos brutos de entre $ 9.166 y $ 12.000 por mes. Y disminuye para casi todos los demás casos, incluidos los que hoy están comprendidos en el Régimen de Autónomos y podrían optar por el Monotributo al ampliarse las escalas.

Actualmente están pagando la cuota del Monotributo un poco más de 1.400.000 personas. Sin embargo, funcionarios y especialistas admiten que este régimen presenta una alta morosidad y una alta tendencia a la "subcategorización", es decir que hay gente que se anota en categorías más bajas de las que les corresponderían. De esa forma, pagan una cuota mensual más baja.

Los expertos dicen que esto pasa en gran parte por responsabilidad del Gobierno. Porque, a pesar de la inflación, las escalas -que fueron establecidas en 1998- no se fueron actualizando. Entonces, muchos monotributistas deberían subir de categoría aunque en términos reales ganen lo mismo. Otros prefieren permanecer en la categoría más alta, aunque facturen más en forma nominal, para no salirse del sistema simplificado y verse obligado a pasar al régimen de Autónomos, con impuestos más altos y menores beneficios.

Hoy quienes ofrecen prestaciones de servicios (actividades desarrolladas básicamente por particulares) pueden estar en el monotributo si facturan hasta $ 72.000 anuales. Para las restantes actividades, como comercio e industria, el límite de facturación anual para estar adentro del régimen es de $ 144.000. Por encima de esas cifras, deben inscribirse en IVA y en Ganancias.

El proyecto de ley ahora corregirá estos límites, ya que extiende el alcance de este régimen hasta los que facturan $ 200.000 por año. Y amplía el límite de ingresos brutos permitidos de $ 200.000 a $ 300.000 (con excepción de las locaciones y prestaciones de servicios) en tanto se cumpla con el requisito de tener 1, 2 y/o 3 empleados según la escala de ingresos que se fija entre esos importes.

Además, el proyecto modifica las escalas de cada categoría. Por ejemplo la Categoría A que llega actualmente hasta $ 12.000 de ingresos anuales, pasará a ser de hasta $ 35.000 por año. Y cambia también el monto del impuesto.

La cuota mensual del monotributo incluye tres componentes: una parte impositiva (que representa las obligaciones por IVA y Ganancias) que varía según la categoría, una suma fija de aporte jubilatorio ($ 35 por mes) y otra suma fija ($ 46,75) de cobertura de la obra social.

El proyecto que ahora elaboró Economía ajusta solamente los valores de la parte impositiva, pero mantiene sin cambios los de jubilación y obra social. Así, se fija para la categoría A (con ingresos promedio de hasta $ 1.000 por mes) un impuesto mensual de $ 60. Sumado a los $ 35 de jubilación y $ 46,75 de obra social, da una cuota total $ 141,75 por mes.

En estos días concluirá la ronda de consultas de la AFIP con las Cámaras empresarias, Consejos Profesionales y especialistas.

Comentá la nota