Impulsa Córdoba nuevo Pacto Fiscal con la Nación

• Juan Schiaretti propuso a la presidenta Cristina Fernández crear un programa de refinanciamiento a veinte años, con dos de gracia y una tasa anual del 4% • Es similar a los planes que De la Sota aplicó en Córdoba con las deudas de los municipios • También se impulsa rediscutir la base de la deuda, para corregir la "inequidad" de la pesificación a 1,40 por dólar, en lugar de 1 como ocurrió con los privados, y la eliminación del índice de actualización CER • La Casa Rosada apura los acuerdos con las provincias.
En el marco del plan del gobierno nacional para apurar acuerdos por las deudas de las provincias, sería idea del gobernador Juan Schiaretti de proponer a la Casa Rosada un programa de refinanciamiento a veinte años, con dos de gracia y una tasa anual del 4%, una iniciativa similar a la que aplicó en Córdoba el ex gobernador José Manuel de la Sota durante su primera gestión para desendeudar a los municipios a través de los Pactos Fiscales Municipales I, II y III.

La versión fue reconocida por el diputado nacional electo, Francisco Fortuna, quien expresó que "este plan de refinanciamiento de la deuda provincial debe corregir la inequidad con la que se calculó, que partió de una pesificación a 1,40 en vez de 1 por dólar, como se benefició con las empresas privadas, y después se fijó el sistema de actualización a través del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) de ajuste diario".

En estos términos la iniciativa propone un nuevo Pacto Fiscal nacional, al que podrían adherirse casi todas las provincias, que en mayor o menor grado presentan una situación financiera complicada.

Córdoba es la segunda provincia del país más endeudada, con un pasivo calculado desde el gobierno en 6.900 millones, teniendo los vencimientos más importantes concentrados en 2009, 2010 y 2011, que superan los mil millones de desembolso y aumentan de manera progresiva, cifras que representan una pesada carga en época de crisis para la Casa de las Tejas.

Según Fortuna, "la Nación primero debería recalcular la deuda tomando la original uno a uno (y no a 1,40), y después eliminando el CER", en tanto consideró que el monto que surja del recálculo "tendría que ser financiado a largo plazo, unos veinte años, con dos de gracia para comenzar a pagar y al 4% anual", tal como lo hizo la Provincia con los municipios cuando fue gobernador De la Sota.

El tema no está sólo en las carpetas del gobernador, ya que Schiaretti le planteó esta salida a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando la visitó en su despacho el pasado 12 de agosto, mientras que también el tema fue conversado con los partidos de la oposición (la UCR y el "juecismo"), los que habrían dado un guiño al proyecto aunque finalmente no quedó plasmado en el documento de 12 puntos que conforma la agenda legislativa común cordobesa para después del 10 de diciembre.

Otra solución a las deudas provinciales, desde la visión del gabinete "schiarettista" sería "pura cosmética", expresaron ayer al ser consultada la opinión sobre el proyecto del gobernador mendocino Celso Jaque, quien propuso flexibilizar la ley de Responsabilidad Fiscal firmada por las provincias para poder emplear mayores recursos en gastos corrientes (léase sueldos), e incluso llegar a tener déficit fiscales sin que esto constituya una falta sancionable durante 2009 y 2010.

Mientras la Nación comenzará a citar esta semana a gobernadores y ministros de Economía para apurar acuerdos por las deudas provinciales, hasta ayer en la Casa de las Tejas afirmaron que no había llegado ninguna invitación, ni para el gobernador Juan Schiaretti, ni para el ministro de Finanzas, Angel Mario Elettore.

Comentá la nota