Impugnaron la elección de delegados en Catedral

Un grupo de trabajadores acusó a la conducción del gremio de Comercio de imponer la lista ganadora y discriminar a eventuales opositores. El oficialismo dice que "no son afiliados".

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un grupo de trabajadores de Catedral Alta Patagonia S.A. impugnó la elección convocada para elegir al delegado sindical en la empresa.

Los comicios fueron organizados por la Asociación de Empleados de Comercio, que dirige Walter Cortés y los trabajadores, sobre un total de 120, firmaron planillas en disconformidad con el acto eleccionario, porque se les impidió tener representantes y -según indicaron- se les impuso la única lista presentada, que ganó con apenas 22 votos.

Omar Melin, Gregorio Pavón y José Quintana, quienes se postulaban al cargo de delegado, aseguraron a este diario que fueron discriminados y que la elección orilló el fraude, ya que se pretendió imponer por la fuerza al delegado oficialista, Luis Valerio Delgado.

El acto tuvo lugar en horas de la mañana del jueves, en el edificio El Rodeo, en el centro invernal, y los testigos aseguraron que "faltó muy poco para que todo termine en una gran batahola". Los delegados impugnados señalaron que la AEC organizó la elección de manera tendenciosa, con claro favoritismo hacia su candidato. Esta medida habría estado dirigida por el secretario gremial, Alberto Arabarco y también por la concejal Silvana Cameli, quien integra la comisión directiva de la AEC.

Los candidatos impugnados y el grupo liderado por Delgado concurrieron al lugar de la definición con escribanos, que labraron actas de lo acontecido.

Las elecciones para delegado en la empresa concesionaria del cerro Catedral tienen lugar cada dos años y el mandato de las anteriores autoridades, Sergio Chao Monzón y Sergio Catrilaf, había vencido en setiembre del año pasado. Según se informó, la empresa tiene alrededor de 90 trabajadores fijos y unos 250 contratados por la temporada invernal. Todos ellos aportan cuotas sindicales a la AEC, un gremio que actualmente reclama mejores salarios, pero que también supo estar al lado de la empresa, en negociaciones por el centro invernal.

Arabarco aseguró a "Río Negro" que los tres trabajadores que reclaman se presentaron "fuera de término" y que además "no son afiliados al gremio". Dijo que las elecciones sindicales se rigen por ley nacional y que no se pueden llevar a cabo sin cumplir todos los requisitos. Aclaró que la AEC concurrió al acto eleccionario junto con un veedor del Ministerio de Trabajo, Domingo Rodríguez, quien constató la legalidad del comicio. Sostuvo que los trabajadores disconformes "están mal asesorados".

No obstante, los excluidos aseguran que presentarán una impugnación ante el Ministerio de Trabajo, ya que se violó el principio básico de libertad en un acto eleccionario.

Comentá la nota