La impugnación de candidaturas empieza a calentar la campaña

La impugnación de candidaturas empieza a calentar la campaña
La UCR planteó que no es válido que Kirchner fije domicilio en la Quinta de Olivos, ni que Scioli integre una lista legislativa siendo gobernador. También denunció a los "candidatos testimoniales". Hoy, dos diputados objetarán a Patti.
El radicalismo formalizó ayer las impugnaciones judiciales a las candidaturas a diputados nacionales de Néstor Kirchner y Daniel Scioli. Al ex presidente lo objeta por considerar que no acredita el tiempo de residencia requerido para postularse en la provincia de Buenos Aires. Al gobernador, por la incompatibilidad entre ese cargo y una banca legislativa. Y por ser el máximo exponente de las llamadas candidaturas testimoniales promovidas por el oficialismo.

Presentadas las candidaturas a última hora del sábado, en la Justicia comenzó el plazo de impugnaciones. Los radicales fueron los primeros. Sus socios del ARI los acompañaron en la impugnación a Scioli, aunque no así en la de Kirchner, que solo firmaron el senador Gerardo Morales, presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) y el apoderado partidario.

En ambas presentaciones se pidió que tanto Kirchner como Scioli sean excluidos de la lista de candidatos del Frente Justicialista para la Victoria. Kirchner figura allí primero. Y Scioli, segundo. Respecto de los otros candidatos "testimoniales", entre ellos 41 intendentes que van por bancas de legisladores provinciales ó de concejales, en la UCR aseguraron que harán las denuncias en las próximas horas.

Ayer Morales fue especialmente crítico con el jefe de Gabinete, Sergio Massa. "Lo único que le falta es ser técnico de Tigre", ironizó sobre las aficiones futbolísticas del funcionario. Massa es intendente de Tigre en uso de licencia y ahora figura en el cuarto lugar de la lista de candidatos a diputados del kirchnerismo. Su candidatura también será impugnada antes del fin de semana por la UCR.

"La oposición quiere hacer de las impugnaciones una operación mediática. Hay que dejar que la ciudadanía se exprese. El veredicto de las urnas es inapelable", expresó el ministro del Interior, Florencio Randazzo. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aclaró que su partido, PRO, no se opondrá judicialmente a las candidaturas testimoniales.

Hoy habrá otra impugnación. Será contra el ex policía Luis Patti, con prisión preventiva por crímenes ocurridos durante la dictadura y primer candidato a diputado por una alianza entre un sector duhaldista y el MODIN. A Patti lo objetarán los diputados Victoria Donda -ex kirchnerista- y Claudio Lozano -de la CTA-, quienes ayer criticaron a los que se preocupan por las candidaturas testimoniales "en lugar de cuestionar a un genocida".

Desde el oficialismo también buscan terciar en el cruce de impugnaciones. Aunque por ahora no moverán las fichas, la titular del INADI, María José Lubertino, ya advirtió que espera "definiciones" de la jueza electoral María Servini de Cubría respecto del tercer lugar que ocupa Elisa Carrió en la lista de diputados del Acuerdo Cívico y Social en Capital. "La reglamentación de ley de cupos es clara: las alianzas nueva debe tener una mujer entre los dos primeros lugares y Carrió debe ir segunda", le dijo ayer a Clarín.

Las objeciones a Kirchner y Scioli fueron llevadas a la Justicia por Morales y el jurista radical Ricardo Gil Lavedra, que va segundo en la alianza porteña con la Coalición Cívica. También participaron de la movida en La Plata el constitucionalista Félix Loñ y los apoderados del ARI y el GEN.

Los opositores aseguraron que Kirchner no cumple con el requisito de la residencia en la provincia de Buenos Aires para poder ser candidato. Sostuvieron que vivió los últimos seis años en la residencia de Olivos por las funciones que tuvo como Presidente y por ser el esposo de la Presidenta. "La función pública no causa residencia", le dijeron al juez Manuel Blanco.

Además, destacaron que Kirchner hizo el cambio de domicilio en diciembre pasado, pero un año antes constituyó una sociedad comercial en Santa Cruz con domicilio en esa provincia. Así, expresaron, no llega a los dos años de residencia exigidos para los candidatos no nacidos en territorio bonaerense.

A las candidaturas testimoniales las calificaron como "un engaño" y afirmaron que hasta podría tratarse de una "conducta delictiva" penada con dos años de prisión.

Comentá la nota