Impuestos: diferencias entre senadores del PJ

El bloque del PJ del Senado aún no se reunió para tratar una posición común. La mayoría del Senado, entre las necesidades financieras de los municipios y comunas, y su posición político-partidaria.
El proyecto de ley de Presupuesto 2010 está en la Cámara de Diputados y aún no se ha formalizado la convocatoria a extraordinarias, con su correspondiente temario, por parte del Poder Ejecutivo.

La norma propuesta por el gobernador Hermes Binner tiene condimentos que para el peronismo son entre polémicos e indigeribles, porque se incluye entre sus artículos una autorización de endeudamiento y una actualización impositiva.

Por ahora, el peronismo del Senado muestra un inédito arco de posiciones. Alberto Crosetti, de Belgrano, habla de las diferencias entre el contexto económico del año pasado (cuando el PJ rechazó la reforma impositiva) y la realidad actual, y se muestra partidario de un tratamiento del presupuesto artículo por artículo, que permita tanto salvar las posiciones históricas del justicialismo (en favor de la eliminación de ingresos brutos por ejemplo), como la actualización de ambos inmobiliarios.

Danilo Capitani, de San Jerónimo, piensa que una parte de las ideas que circulan sobre la reforma impositiva son correctas, sobre todo teniendo en cuenta que se van a suceder reclamos de los municipios y las comunas por más fondos, similares a los que hoy sostiene la provincia.

Moratoria

El representante por Castellanos, Alcides Calvo, tiene todos los cañones apuntados a desterrar la posibilidad de que regresen los impuestos que el empresariado llama distorsivos: Ingresos Brutos y Sellos, sobre todo y ya logró la aprobación de una moratoria impositiva por parte de sus pares. La media sanción está en Diputados y tiene un valor simbólico: es la contrapropuesta del justicialismo respecto de la suba impositiva que plantea el oficialismo, más allá de que ese mecanismo de condonación no comulgue con las pautas más ortodoxas para manejar la economía.

Otros senadores del justicialismo -fuera de micrófono- admiten que se pagaron costos políticos altos ante los jefes comunales y los intendentes del PJ por no haber aprobado la reforma fiscal de Binner, y que esta vez no quieren quedar expuestos a esas críticas.

Duros

Ricardo Spinozzi dice que el PJ debe decirle no al presupuesto si Diputados lo deja tal como lo envió el Ejecutivo. Y subraya que el principal pedido que se hizo desde el justicialismo al ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, es que fueran proyectos separados: uno para el presupuesto, otro para la reforma fiscal y un tercero para la autorización al endeudamiento.

Como ocurrió lo contrario y los tres temas están en un mismo paquete, el titular del PJ no duda en adelantar un rotundo no. Dice que es una suerte de "extorsión" que no se pueda separar la discusión y que se deba aprobar todo a libro cerrado o rechazar todo (y quedar expuestos a asumir un supuesto rol obstruccionista).

En varios medios, Spinozzi ha hecho declaraciones que recuerdan su rol de presidente del Partido Justicialista, más que de titular del bloque.

Mientras, con otros argumentos pero iguales efectos, el ex ministro de Hacienda Juan Carlos Mercier, considera que hay razones legales, pero sobre todo de rango constitucional, que deben impedir que se legisle en materia impositiva o de endeudamiento al tratarse la ley de Presupuesto.

El representante por La Capital es el autor de la Ley de Administración y Control del Estado (que fue aprobada por unanimidad en ambas Cámaras en 2006) y advierte que esa norma sigue la pauta constitucional: la ley de presupuesto es un cálculo, lo que no debe incluir otros instrumentos de política económica.

Recomienda leer el capítulo sobre la sanción de las leyes de la Constitución, y comenta que así como el Art. 59 da al Ejecutivo la posibilidad del veto parcial (que le permite promulgar por partes el Presupuesto) "esa discrecionalidad tiene que ser usada con sentido restrictivo" en la propuesta de ley de Presupuesto. Y agrega: "el Art. 55 habla de la facultad de la Legislatura de fijar anualmente el Presupuesto, y no de establecer en este cálculo de recursos una reforma impositiva".

Comentá la nota