Impuestos: Dicen que no aumentarán el año próximo

Otras provincias ya decidieron subas para buscar ingresos.
"No prevemos ningún tipo de incrementos impositivos para el año próximo, no habrá ninguna variación en las alícuotas", dijo ayer el titular de la Dirección General de Rentas (DGR), Adrián Villegas, quien también agregó que se mantendrán los mismos beneficios de descuentos por pago anticipado.

La declaración trae tranquilidad a los contribuyentes sanjuaninos pero además cobra importancia en el mapa financiero del país, ya que algunas provincias ya decidieron aumentar algunos impuestos en la búsqueda de mayores ingresos para el 2010. Pero San Juan "no está en el grupo de los que suben", remarcó Villegas.

La frase es toda una señal para los inversores de afuera, ya que les asegura una estabilidad tributaria que ayuda al momento de decidir nuevas inversiones.

Villegas contó ayer que aún no tienen definidas las base de precios sobre la que se aplicarán la alícuota del impuesto Automotor. Este cálculo se hará con los precios que establezca a fin de año ACARA (Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina). Además los valores de los usados puede tener oscilaciones hacia arriba o hacia abajo, lo que llevará el impuesto en uno u otro sentido, siempre atado al precio del auto en cuestión.

"Más hacia fin de año estarían las pautas y el comparativo interanual para saber cuál es la variación", explicó el funcionario.

En cuanto al Inmobiliario, se mantendrán las mismas alícuotas y hasta el momento no han recibido actualizaciones de los avalúos fiscales de los inmuebles, sobre los que se calcula el impuesto.

La provincia puede decidir mantener el mismo cuadro impositivo gracias a que está entre las pocas que durante este año de crisis mantuvo el equilibrio fiscal y sus cuentas en orden.

El resto está en una situación financiera comprometida: Los gastos aumentaron -como los salarios- y los ingresos -coparticipación e impuestos provinciales- bajaron, esto les produjo un déficit fiscal.

Algunas provincias, como Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, ya adelantaron que deberán instrumentar una mayor presión fiscal, a través de la actualización de base imponible del impuesto Inmobiliario e inclusión de actividades en el impuesto a los Ingresos Brutos y Sellos anteriormente gravados a tasa cero.

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, habló esta semana de la necesidad de modificar el régimen tributario actual, para aumentar los ingresos y lograr que el 2010 no cierre con déficit.

Mientras que el tucumano José Alperovich, anunció que en 2010 "habrá un aumento en el impuesto Inmobiliario, que rondará el 25 por ciento".

Comentá la nota