Impuestos al comprar una casa suben 30%

El alza del impuesto de Sellos influye en gastos de escrituración. El aumento de Ingresos Brutos, en los precios de venta.
Si hoy se aprueban como están el proyecto de reforma de la Ley Impositiva Anual 2010 y las modificaciones al Código Tributario, los compradores de inmuebles nuevos deberán desembolsar un 30 por ciento más en concepto de impuestos provinciales.

En particular, el proyecto enviado por el Ejecutivo cordobés a la Legislatura (y que hoy se trata en segunda lectura) pretende aumentar de 0,2 por ciento a uno por ciento la alícuota del impuesto de Sellos sobre la compra venta de inmuebles y sobre las hipotecas.

El caso típico de una operación de venta de vivienda nueva paga una alícuota de cuatro por ciento en concepto de Ingresos Brutos, a la que se suma la correspondiente a Sellos.

Con las modificaciones, si una persona compra su casa financiada en un ciento por ciento con una hipoteca, los gastos suben del 4,4 por ciento del precio al seis por ciento. "Para una familia que compra su vivienda con un crédito, este aumento puede ser muy importante", advierten desde la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc).

Pero, además, a esta carga directa hay que sumarle el "efecto cascada" que tiene el componente tributario de la compra de insumos y subcontratos en el precio de venta del inmueble. Según los cálculos de la Ceduc, bajo el supuesto de que estos rubros tengan un peso de 30 por ciento en el precio, la carga total será de 1,95 por ciento del precio.

Aquí el impacto proviene del aumento de la alícuota general de Ingresos Brutos para el comercio mayorista (sube de 3,5 en 2009 a cuatro por ciento para el año próximo), que afecta la compra de materiales para la construcción. En cambio, la alícuota para los subcontratos (que estaban exentos hasta 2008 y en 2009 subieron al 2,5 por ciento) ahora no se modifica.

En total, de una carga impositiva provincial de 6,2 por ciento en el ejercicio actual, se pasará a otra de casi ocho por ciento para 2010, casi 30 por ciento de incremento.

Comparaciones odiosas. Además de advertir el aumento de costos para el comprador, la Ceduc recuerda que en otras jurisdicciones la primera venta de vivienda única tiene alícuotas diferenciales.

En el Impuesto al Valor Agregado (IVA), esta operación paga la mitad de la alícuota general (10,5 por ciento). En Santa Fe, la primera venta de una vivienda está exenta de Ingresos Brutos y paga 0,5 por ciento de Sellos. Sin contar la hipoteca, mientras aquí se paga cinco por ciento, allá se abona 0,5 por ciento al fisco provincial.

Comentá la nota