Impuesto tecnológico será solo para los importados

 Impuesto tecnológico será solo para los importados
El secretario de Comercio Interior se metió en la discusión por el proyecto de ley que eleva el IVA y aplica impuestos internos a equipos como celulares y notebooks
Si bien el debate en el Congreso recién se dará después de las elecciones del 28 de junio, el proyecto de ley que aumenta la presión impositiva a productos electrónicos que se fabriquen fuera de Tierra del Fuego sigue siendo motivo de discusión entre los empresarios, los legisladores y el Gobierno.

Ahora, el propio Guillermo Moreno tomó cartas en el asunto. Su objetivo es bajar el tono de la polémica abierta por la intención del Gobierno de elevar el IVA y aplicar impuestos internos a celulares, laptops, GPS y de aire acondicionado de hasta 6000 frigorías, televisores de plasma y cámaras digitales que no sean fabricados por empresas radicadas en la provincia gobernada por Fabiana Ríos.

El secretario de Comercio Interior quiere encontrar una fórmula que amplíe el espíritu del proyecto para incluir, en especial a empresas con plantas instaladas en el resto del país. Es decir, ampliar los beneficios fiscales al resto de las provincias, aunque en algunos sectores no creen que esta medida pueda ser legalmente aplicable. Como variante proponen permitir que quienes queden afuera de los beneficios de la ley puedan radicarse en Tierra del Fuego

Sabe el funcionario que mejor interpreta el libreto kirchnerista para la clase media que, en plena campaña electoral, es imposible defender un proyecto que pegará directo al bolsillo de los sectores de ingresos medios.

También sabe Moreno que varios legisladores kirchneristas y radicales rechazan el proyecto, a pesar de que las autoridades de ambos partidos comprometieron su apoyo para que sea votado en la próxima sesión que Diputados tenga luego de los comicios de fin de junio.

Por eso, el martes pasado, el funcionario mantuvo un encuentro con representantes de todas las cámaras involucradas. Lo hizo en el despacho de la ministra de Industria, Débora Giorgi, quien debía estar presente pero se ausentó por motivos relacionados con su cargo.

En la reunión participaron miembros de Afarte (nuclea a las fábricas de Tierra del Fuego); Camoca (defiende a empresas que producen en el resto del país). y Cicomra (agrupa a firmas industriales, comerciales y de servicios del sector de la informática y las comunicaciones).

Quizá para rememorar sus tiempos al frente de la Secretaría de Comunicaciones, el funcionario pidió a cada uno de los presentes que argumenten por qué defienden o rechazan el proyecto de ley

Tanto los representantes de Ca

moca como los de Cicomra recordaron que la iniciativa aumentará el precio de los productos informáticos hasta en un 34% y alentará el mercado negro al generar diferencias de valores con los importados.

En el caso de los miembros de Afarte volvieron a calificar de falsos esos argumentos y sostuvieron que la iniciativa va a originar empleo, atraer inversiones y no va a atacar a ningún sector de la industria. Este sector se comprometió a presentarle el viernes un informe que demostraría el crecimiento de los productos importados frente a los nacionales en lo que va del año como forma de defender el proyecto de ley.

Comentá la nota