Impuesto a electrónicos: Cámara empresaria advierte que afectaría a 25 mil puestos de trabajo

La Cámara de la Industria Fotográfica Argentina (CIFA) manifestó, a través de un comunicado, que la medida promovida por el Poder Ejecutivo para proteger la industria electrónica de Tierra del Fuego podría afectar a 25 mil trabajadores, que podrían perder su empleo.
Según evaluaciones de CIFA, de aprobarse esta medida, se desembocaría en la indefectible pérdida de 25.000 fuentes directas de trabajo que se generan en la cadena de fabricación de insumos y procesamiento de fotografías.

José Russo, presidente de CIFA afirma que "con el avance hacia la tecnología digital que produjo la desaparición del rollo, en los últimos dos años se perdieron 30.000 puestos de empleo. Estamos convencidos que duplicando el parque actual de 5 millones de cámaras los recuperaríamos y volveríamos a los 50.000 puestos".

De acuerdo con estimaciones de la cámara, para lograr volúmenes de impresión que garanticen la continuidad del canal fotográfico se necesitaría alcanzar, en el corto plazo, un parque de cámaras fotográficas digitales no menor a 10 millones.

"Necesitamos que continúe el crecimiento de importación de equipos para salvar a la industria fotográfica, que depende de la post venta del dispositivo", señala Russo.

Desde CIFA se reclama que se vuelva a recategorizar a las cámaras como un bien de capital, o "bienes informáticos". El actual proyecto las tipifica como bienes suntuarios, esto es, bienes de "lujo.

Además, la sanción de la ley incrementaría entre un 25 y un 30% el precio de las cámaras digitales, y haría caer las ventas anuales en un 30%. Son productos no gravados hasta el momento y sin producción nacional. "La nueva carga impositiva incrementará el precio final de los productos y retraerá la compra de los consumidores, principalmente en los sectores de menores recursos, a la vez que favorecerá su adquisición mediante canales irregulares", señala Russo.

Comentá la nota