Impuestazo tecnológico: calcularon que todo será 30% más caro

Comerciantes del rubro consultados por diariouno.com.ar aseguraron que, además, el cobro de este gravamen propiciará el contrabando.
El Congreso Nacional dio ayer media sanción al proyecto de ley del llamado "impuestazo tecnológico", que estipula un incremento del IVA e impuestos internos para determinados electrodomésticos e insumos tecnológicos. Si llegara a obtener sanción definitiva por parte del Senado, aumentará cerca de un 30 % el valor de los celulares y computadoras entre otros productos electrónicos, según calcularon expertos consultados.

En otras palabras una computadora estándar que cuesta alrrededor de 2.500 pesos podría superar los 2.900 si la norma entra en vigencia. Una notebook importatada como la MacBook, que en Mendoza cuesta cerca de 6.000 pesos, superaría los 8 mil.

Diariouno.com.ar consultó a algunos de los empresarios locales respecto a cómo cree que el impuestazo puede impactar sobre el consumo de productos. Todos coincidieron en que se frenará el consumo (que por la crisis ya superó un 20% de baja), además de fomentar el contrabando.

"El gobierno busca generar recaudación a cualquier costo y creen que subiendo impuestos lo van a lograr, pero cuando la presión impositiva es grande lo que se fomenta es la evación y baja el consumo", dijo Patricio Civit, propietario del local de computación Smart Sys.

Las distintas voces coinciden en que la medida es no sólo un retroceso muy grande para el país, sino que la llamada brecha digital no hará más que acrecentarse.

"Mientras en el mundo se habla de reducir la brecha tecnológica, acá parece que queremos castigar. En Turquía bajan los impuestos, algunos países hasta la subvencionan", aseguró Jorge Roitman, gerente general de Compudat Shopping.

Mario Dorado, propietario del local YourStore coincidió al afirmar que "cualquier medida que agrande la brecha digital va a retraer el consumo inmediatamente y va a aumentar el contrabando, es directamente proporcional. El impuestazo es un retroceso para cualquier país que quiere avanzar en la incorporaron de nuevas tecnologías".

El proyecto contempla una serie de impuestos internos a los productos tecnológicos por ser considerados "de lujo".

"El problema es que se considera a un monitor LCD como un artículo de lujo. Y lo fue hace 5 años, pero hoy es el único que se puede conseguir. Lo mismo pasa con las notebook. Hoy la tecnología es una herramienta de trabajo, de comunicación, de diversión, ya está lejos del lujo", aseguró Roitman.

Pablo Ucha, propietario de Infoandina, agregó que el mismo gobierno que considera a estos productos como de lujo "ha comprado notebook para implementar en las escuelas".

El problema del contrabando

"Hoy hay un contrabando muy grande en este tipo de productos y con una medida como ésta sólo estamos abriéndole al puerta", dijo Dorado quien asegura que actualmente la única barrera con la que cuentan para luchar contra el contrabando es el precio, por lo que si se llegara a incrementar los impuestos los contrabandistas "van a ganar fortunas".

Civit agregó que el mercado negro tiene una porción muy grande en el comercio de estos productos. "El que trae una notebook de afuera se llena de plata. En Chile una computadora portátil paga 5 por ciento de impuestos y acá vamos a tener que pagar cerca del 70 (entre Ingresos Brutos, IVA, Ganancias, aranceles, estadísticas). Por eso hay tanta diferencia, un LCD que acá sale 3.500 pesos en Chile lo conseguís por 1.500".

"Los productos tecnológicos son pequeños y livianos, fáciles de contrabandear. Actualmente un altísimo porcentaje de las cámaras fotográficas son contrabandeadas", aportó Rotiman.

El proyecto

El proyecto estipula incrementar el IVA a un 21% (actualmente es de 10,5 para productos electrónicos) y una serie de gravámenes a los productos electrónicos importados y nacionales con la excepción de los ensamblados en Tierra del Fuego y las notebooks, netbooks y monitores de computadoras nacionales.

Según publicó el diario Cronista Comercial, en los pasillos del Congreso se decía que la definición legal de teléfonos nacionales se resuelve por el packaging, por lo que podrán venir teléfonos a través de Tierra del Fuego con sólo adjuntarles un manual y un precinto.

El impuestazo tecnológico fue aprobado por 136 votos a favor, 61 en contra y 18 abstenciones.

Comentá la nota