Impuestazo tecno: los precios que se vienen

El aumento de impuestos a los aparatos electrónicos que propone el oficialismo, también conocido como "impuestazo tecnológico", sufrió un revés en el Congreso que demorará su tratamiento. Si se aprueba, sin embargo, aumentará considerablemente los precios a los consumidores de los productos tecnológicos
El aumento de impuestos a los aparatos electrónicos que propone el oficialismo, también conocido como "impuestazo tecnológico", sufrió un revés en el Congreso que demorará su tratamiento. Si se aprueba, sin embargo, aumentará considerablemente los precios a los consumidores de los productos tecnológicos.

El proyecto de ley que impulsa el kirchnerismo modifica el artículo 70 de la Ley de Impuestos Internos para aumentar el IVA del 10,5 al 21 por ciento para los productos electrónicos que no sean fabricados en Tierra del Fuego, tanto importados como nacionales. La medida podría ser compensada más adelante con una baja impositiva para los aparatos fabricados en la provincia austral, y se estima que aumentará la recaudación en 3.000 millones de pesos.

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto el 6 de agosto pasado, con 136 votos a favor y 61 en contra. Al llegar al Senado, los legisladores encontraron una irregularidad: a pedido del diputado santafesino Gustavo Marconato (PJ), se había modificado el artículo que regulaba los aires acondicionados para proteger a los de "hasta seis toneladas", mientras que en el proyecto original estaban exentos del aumento los acondicionadores de hasta 6.000 frigorías.

Según un correo electrónico anónimo recibido por legisladores opositores, ese la modificación "hace es que un negocio de aproximadamente 30 millones de dólares sea monopolizado por BGH, la empresa que fogonea de varias formas este cambio". La asociación de empresas fueguinas, Afart, desmintió esa versión y negó que el proyecto beneficie a una sola compañía.

El proyecto volverá ahora a la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, y todo indica que será modificado, por lo que deberá volver a tratarse en Diputados. Además de los aires acondicionados, algunos legisladores quieren cobrar impuestos también a las computadoras portátiles. Las notebooks y netbooks estaban incluídas en el proyecto original, pero luego quedaron exentas porque afectaba a los fabricantes y ensambladores de la provincia de Santa Fe.

Los productos que quedarían afectados por el aumento de impuestos serían computadoras de escritorio (PCs), heladeras y congeladores, microondas, televisores, cámaras de fotos y video, y celulares, entre otros. Según la consultora Prince and Cooke, los vendedores estiman que el precio de estos aparatos aumentaría entre un 30 y un 37 por ciento

Comentá la nota