Imprimirán un nuevo perfil y más presencia barrial al tratamiento de las adicciones

Desde noviembre, la Subsecretaría de Atención de las Adicciones provincial, ha impreso un nuevo perfil y una nueva mirada al tratamiento de ese flagelo, por lo que en estos primeros mese del año los Centros Preventivos Asistenciales (CPA) serán reestructurados en busca de ganar en presencia barrial y en abordaje social. En ese sentido trabajan los referentes regionales de la Subsecretaría y las municipalidades del interior a través de sus diversas áreas con competencia en la materia.
El psicólogo social Carlos Piergiácomi, coordinador de la Región VII de la Subsecretaría de Adicciones del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, se reunió ayer en Bolívar con el intendente José Gabriel Erreca y funcionarios y agentes de la salud comunales, a fin de definir estrategias conjuntas para luchar contra el flagelo de las adicciones en el marco del "nuevo perfil" que el estado bonaerense pretende imprimir a los Centros Preventivos Asistenciales.

A media mañana, el funcionario visitante, Erreca y la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Mercedes García Chorén, ofrecieron una conferencia de prensa en la municipalidad.

"Tuvimos una reunión de trabajo la semana pasada, referida a cuestiones sobre las adicciones, que la municipalidad viene trabajando desde hace tiempo a través de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, la Dirección de Acción Social y la Dirección de la Discapacidad. Creemos conveniente aunar esfuerzos entre la provincia y el municipio, a fin de fortalecer estrategias para atacar este preocupante flagelo de las adicciones, que a su vez repercute en otros ámbitos, como el de la seguridad", introdujo el jefe comunal en la apertura de la reunión con los medios locales.

¿Cómo ve la problemática en una ciudad como la nuestra?

Piergiácomi: -Es importante adelantar que la Subsecretaría de Atención de las Adicciones está sufriendo cambios, relacionados con pasar del Ministerio de Salud al Ministerio de Desarrollo Social, con lo cual la mirada es mucho más social. Esto nos lleva profundizar cambios en los equipos técnicos locales, puntualmente estamos acercándonos al barrio, a la persona que sufre. Para ello hay que reestructurar equipos, capacitar equipos y de algún modo acercarnos más a la comunidad. Hay tantas problemáticas como comunidades. Bolívar es muy especial, en el sentido de que hay mucho compromiso de la comunidad. Pero posiblemente no encontramos hasta ahora la forma de canalizar esa energía y esas ganas de hacer. (…) Vemos que a Bolívar hace mucho tiempo que no le hemos dado el apoyo estratégico necesario en capacitaciones. Por lo tanto eso haremos ahora: capacitar efectores, mediadores y demás. Capacitar, tomar conciencia: que cada familia sea un efector. Esta no es una cuestión de un equipo técnico o del intendente, sino de todos. De toma de conciencia de todos. En función de eso vamos a empezar a trabajar. Y creo que hay mucha predisposición.

Usted habla de involucrarse más.

-Pero para involucrarnos tenemos que sensibilizarnos. Muchas veces creemos que este tipo de problemas ocurre en la casa de enfrente, y nunca ocurrirá en la nuestra. Hay que tomar conciencia de que esto también nos puede pasar a nosotros. Como en toda comunidad del interior de la provincia, se dan conductas muy solidarias, pero también conductas muy expulsivas respecto de algunas cuestiones. Ese también es un tema a trabajar.

¿Cómo es su ´hoja de ruta´ hoy en Bolívar?

-La idea era tomar contacto con el intendente, terminar un par de temas que quedaron pendientes la semana pasada. Luego tenemos una reunión con un grupo de padres preocupados por esta problemática. Queremos ver dónde podemos armar una estructura que sea estable, que quede.

¿Se trata de padres preocupados por casos concretos de drogadicción?

-Hay padres preocupados. Si hay algo que tenemos que trabajar con sumo respeto es la cuestión de cuidar la identidad. Eso es básico. A partir de ahí podemos armar un montón de cosas.

¿En esta etapa seguirán trabajando con los Centros Preventivos Asistenciales (CPA)?

-La idea es cambiar el perfil del CPA. El perfil tiene que ver con el trabajo comunitario. Directamente queremos acercarnos más a los barrios. De hecho, los recursos que se acerquen a partir del mes que viene tendrán que ver más que con estar en un consultorio, con estar en el barrio.

En la planta urbana también hay personas de buen pasar económico, que sufren adicciones.

-Esto les toca a todos. Si hay algo que desgraciadamente hemos podido entender por la experiencia, es que esta no es una cuestión de pobreza, solamente. La vulnerabilidad desde ya que abre las puertas en un montón de casos. Pero la drogadicción les pega a todos.

¿Está previsto ampliar la plantilla de trabajadores del CPA?

-La idea es capacitar. Habrá algunos cambios, se acercará un par de recursos más. Pero la idea es integrar al municipio y a sus efectores sociales, como para poder trabajar en conjunto.

¿Habrá un acercamiento a las escuelas, sobre todo a las secundarias?

-La idea es que haya una persona encargada puntualmente de ese tema. La parte escolar es especial, en el sentido de que hay cuestiones que respetar. Yo hace varios años pensaba que trabajar en una escuela era ir a hablar con la directora y dar una charla, pero en realidad es más complejo que eso, hay una estructura compleja e interesante que es necesario saber entender. Entonces hay que preparar gente para que trabaje a tal efecto.

En lo que respecta a la difusión del alcohol, y también de las drogas, ¿tienen una alta responsabilidad los dueños de los comercios?

-Yo más que tomármelas con los dueños de los comercios, respecto de lo cual ya se ha legislado bastante y mucho agua ha corrido bajo el puente, prefiero enfocar a los familias. Cuando se habla de la previa, pensá que muchas veces esa botella de cerveza que están tomando los chicos en la esquina, salió de la heladera de una casa. No todo pasa por el comercio, no todo pasa por el comerciante si no muchas veces por la familia, por los padres, por el estar cerca. Muchos dicen ´mejor que la tome en casa que en otro lado´, y no, mejor es que no la tome. Estamos hablando de menores, hay que tener cuidado con eso.

De hecho, la mayoría de las previas no se hacen ni en la esquina ni en un comercio, sino en casas de familias.

-Pero efectivamente. Por eso digo lo que digo: cuando la botella sale de la heladera… La idea es trabajar sobre este tipo de cuestiones.

¿Hay planes de hacer charlas para padres, para concientizar sobre estas cuestiones a las que alude?

-Podría hacer muchas promesas, pero prefiero no hacerlas. Hay un programa que se llama Escuela para padres, y muchas posibilidades. Pero me parece importante trabajar con la municipalidad y con docentes que conocen los barrios y demás, para hacer un buen diagnóstico y ver qué tipo de programas podemos llevar para trabajar en lo específico. Estrategias hay muchísimas.

¿A partir de cuándo entrará en vigor todo este paquete de acción?

-Empezamos en noviembre, estamos ingresando recién en el presupuesto 2010. Pero los cambios y la mirada diferente ya se iniciaron. De hecho, estuve aquí la semana pasada, vine ésta y la que viene volveré, para tratar de armar un diagnóstico en conjunto. Esa es la idea.

En el segmento final de esta conferencia de prensa, la licenciada Mercedes García Chorén explicó s grandes trazos qué se está haciendo a nivel local, y cuál es el panorama dentro del que deberá trabajarse de ahora en más, en esta nueva etapa de la Subsecretaría provincial y de los CPA. Esto segmento será objeto de tratamiento mañana.

Comentá la nota