Imprimir ReducirAmpliar Las compañías quieren tasas más baratas Unificarán la legislación para la instalación de antenas

Las principales empresas de telefonía celular impulsan los cambios ante la Federación de Municipios. Pretenden redactar un manual de buenas prácticas único para el país.
El sector de telecomunicaciones «va a continuar» en crecimiento, aseguró ayer el titular de la operadora de telefonía móvil Claro, Carlos Zenteno, tras firmar un convenio con la Federación Argentina de Municipios (FAM), que preside el intendente Julio Pereyra y las otras tres empresas de este mercado.

«Las telecomunicaciones son una de las necesidades básicas, y si bien la situación general va a afectar de algún modo el crecimiento del consumo, las inversiones van a continuar», afirmó Zenteno, para quien el sector tienen «estabilidad laboral».

El Gobierno nacional, con las empresas de telefonía móvil y la FAM, acordaron iniciar un debate para equilibrar las necesidades de comunicación de los ciudadanos con los rechazos a la instalación de antenas por temor a la radiación.

El intendente de Florencio Varela y titular de la FAM, Julio Pereyra, dijo que «el mejor servicio para nuestra gente viene de la mano de la tecnología, por eso queremos llegar a un manual de buenas prácticas que se aplique en todo el territorio».

Por su parte, el secretario de Comunicaciones, Lisandro Salas, instó a profundizar el debate que surgió por el trabajo de la oficina en los últimos dos años, en línea con los seminarios organizados por la Cámara de Informática y Comunicaciones (Cicomra), donde se «desmistificaba» el riesgo que implica la instalación de antenas.

«Muchos ciudadanos llaman al 911 para denunciar la instalación de una antena por temor a que afecte su salud y lo hacen desde un teléfono móvil», señaló Pereyra.

A su vez, sostuvo que la instalación de antenas «es un tema utilizado para atacar a los intendentes, nos hacen aparecer como que no respetamos el medio ambiente», cuando en realidad la «demanda vecinal es más fácil responderla con tecnología», aseveró.

Menos tasas

El convenio fue firmado ayer por Salas, Pereyra, los titulares de las empresas: Federico Rava (Telefónica Móviles), Carlos Zenteno (Claro), Rubén Butvilosky (Nextel) y por el gerente corporativo de Personal, Guillermo Gulli.

El compromiso asumido procura llegar a un manual de buenas prácticas en la instalación de antenas y otros equipamientos de redes, así como una «regulación homogénea» en el país, que incluya tasas «razonables» a pagar por cada antena instalada.

Los ejecutivos elogiaron la iniciativa, y recordaron que durante los últimos diez años hubo municipios que «abusaron» de las normas, para imponerles tasas que hacían inviable la ampliación de las redes.

En Pilar

Un tema que genera debates

En el Municipio de Pilar no existe una legislación específica sobre la instalación de antenas de telefonía, cuyas periódicas instalaciones suelen generar ásperos debates en el Concejo Deliberante y no pocas quejas vecinales. El procedimiento para la instalación de los aparatos es similar al de otros emprendimientos: el Concejo debe otorgar el uso conforme de suelo y, en muchos casos excepciones al código. En la Provincia, la situación no es mucho más clara. De todos modos, se establecen algunos parámetros que no siempre se hacen cumplir. Por ejemplo, recomenzar la instalación lejos de hospitales, asilos de ancianos, o escuelas.

La falta de estudios definitivos que determinen el grado de afectación de la salud que pueden producir las antenas es el mayor vacío. Mientras tanto, es la Justicia la que suele imponer restricciones a la radicación de esos artefactos a través de los recursos de amparo presentados por los vecinos, como ya sucedió, por ejemplo, en el barrio Carabassa.

Comentá la nota