Impregilo quiebra la barrera de la RAC

Estaría acordada la desvinculación de la empresa italiana de Caminos de las Sierras.

La empresa italiana Impregilo, accionista mayoritaria de Caminos de las Sierras, anunciaría en las próximas horas su salida de la concesión de la Red de Accesos a Córdoba (RAC), motivo por el cual la Provincia se haría cargo de la explotación y mantenimiento de la misma hasta tanto vuelva a tercerizarla.

En principio, los funcionarios del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia se reunirán entre hoy y mañana con Guillermo Díaz, el mandamás de Impregilo en esta parte del mundo, para finiquitar el asunto. Una vez formalizado el acuerdo, además del anuncio público, notificarían al gremio Uecara (que representa a los peajistas) sobre la continuidad de los trabajadores de Caminos de las Sierras.

Si no hay una nueva prórroga en los plazos de la negociación, ésta debe terminar antes de este viernes.

La redacción de la letra chica pasa por saber cuánto deberá poner el Gobierno cordobés para que la constructora europea retire del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), un organismo del Banco Mundial, la demanda contra el Estado provincial por casi 200 millones de dólares, la que fuera presentada cuando el país salió del régimen de convertibilidad.

Se especula que la Provincia le pagará a los tanos menos de la mitad de ese monto, en cuotas. Por las obras realizadas en la RAC y la operación del sistema vial, Caminos de las Sierras debe unos 43 millones de dólares y otros 40 millones de euros. Sobre esos números discuten ejecutivos de Impregilo y técnicos del Gobierno.

En reuniones informales, los funcionarios provinciales admitieron que el gobernador Juan Schiaretti no quiere "estatizar" el cobro del peaje en la RAC. Pero saben que deberán transitar varios meses hasta poder entregarlo nuevamente a manos privadas. En principio, ese paso se daría después de la mitad del año.

Hasta ahora hay tres anotados para instalarse en las casillas: Electroingeniería, el Grupo Eurnekian y el Grupo Roggio. Todos estos ya participan del negocio de las rutas concesionadas en distintos puntos del país. Roggio, incluso, intentó quedarse con la RAC hace 13 años, cuando se privatizó, pero perdió la licitación por sólo ocho centavos.

Para seguir en Caminos de las Sierras, Impregilo le pedía a la Provincia que habilite una nueva suba en el precio del peaje. Pero el Gobierno quería que con el actual monto (dos y cuatro pesos, según la ruta) la empresa haga varias obras consideradas vitales para la RAC.

Comentá la nota