Importantes señales en positivo

Beder Herrera concretó la entrega de los decretos nacionales para la ex curtiembre Yoma y la próxima puesta en funcionamiento de una planta licenciataria de Puma, para dar así forma al polo del cuero que impulsa la Provincia

La semana que pasó quedó atravesada por algunos hechos que tomaron gran relevancia periodística y que merecieron intensos análisis y debates que aún permanecen abiertos y prometen nuevos capítulos.

El primero de ellos fue el fallo que avaló la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal, en el que la Sala Tercera de la Cámara de Casación bonaerense sobreseyó a un joven que había sido detenido con una pequeña cantidad de marihuana en su poder. Los jueces argumentaron que la tenencia de estupefacientes no es punible cuando "no se efectúa públicamente ni se incita a terceros a consumir".

El hecho en si mismo, trajo aparejado un sinfín de análisis por parte de especialistas, algunas opiniones absolutamente tendenciosas y con el firme objetivo de desinformar o mal informar y también la opinión de dirigentes locales en lo que fue todo un acto de extrañeza: en todos los casos coincidieron en mostrar una visión negativa en relación al fallo, más allá de las banderías políticas. El otro hecho, fue la presentación por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner del proyecto de ley de radiodifusión o ley de "Servicios de Comunicación Audiovisual", que se girará al Congreso Nacional para reformar la ley 22.285, vigente desde la época de la última dictadura militar.

El nuevo proyecto responde a los avances tecnológicos de los últimos 30 años y democratiza el acceso a la información definido como "derecho universal" en concordancia con el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y propone cambios sustanciales a la ley que llevaba las firmas del ex dictador Jorge Videla, el ex ministro de Economía José Martínez de Hoz y el ex ministro del Interior Albano Harguindeguy.

Claro que el proyecto ya despertó voces en todos los sentidos, es decir, a favor o en contra y puso los pelos de punta a la oposición que pretende que el debate se dé a partir de la nueva conformación de la cámara.

Todo esto, enmarcado en un nuevo conflicto del Gobierno nacional con el agro, que inició un nuevo paro por ocho días y que podría postergarse aún más, en un nuevo deja vu de un tira y afloje que, evidentemente y más allá de las posturas particulares, no lleva a ningún lado, habla de un diálogo de sordos y perjudica absolutamente a todos.

Es en eso contexto que en La Rioja se dieron, paradójicamente, algunas importantes señales en positivo y que hablan de las óptimas y efectivas gestiones llevadas a cabo por el gobernador Luis Beder Herrera, en pos de sostener, fundamentalmente, la producción y el empleo en la Provincia.

Ante la amenaza latente del fin del régimen de promoción industrial que viene siendo preocupación en los últimos tiempos, sobre todo a partir de cierta indiferencia del Gobierno nacional, el Gobernador pudo concretar la entrega de los anhelados decretos nacionales por los que quedan aseguradas la radicación en Nonogasta del grupo brasilero que compró la ex curtiembre Yoma y la próxima puesta en funcionamiento de una planta licenciataria de Puma, para dar así forma al polo del cuero que impulsa la Provincia, al tiempo que garantizar más de mil empleos.

El esperado anuncio se hizo efectivo el pasado viernes, oportunidad en la que Beder Herrera agradeció a la Presidenta por el gesto de otorgar la promoción industrial, tal como se había comprometido y en virtud de la autorización de la Nación para reasignar cupos fiscales.

El titular del Ejecutivo provincial remarcó que además de esta empresa madre como la curtiembre, se van a radicar otras empresas que van a industrializar el cuero, como la empresa Unisol, que produce una marca de gran prestigio en el mundo como Puma. A estas dos empresas van a sumarse otras tres más, que van a conformar el polo del cuero de Nonogasta y Chilecito.

La noticia, es por demás positiva para la "Perla del Oeste", sumida en los últimos tiempos en permanentes conflictos como consecuencia de una gestión deficiente y prácticamente inexistente por parte del intendente Lázaro Fonzalida, blanco de todas las críticas en uno de los departamentos más importantes de la Provincia.

En tanto que a nivel Provincia, la efectivización de la promoción industrial en Nonogasta y Chilecito abre nuevamente las expectativas en el sentido de que el régimen se pueda extender o prorrogar, dando solución de esta manera a un problema acuciante, aunque desde algunos sectores como la Unión de Industrias Riojanas (UNIR), aseguran con preocupación e incertidumbre que las gestiones están paralizadas.

Pero la de la promoción industrial en la "Perla del Oeste" no fue la única noticia positiva para La Rioja en la semana.

Las buenas e insistentes gestiones del Gobierno provincial a nivel nacional permitieron concretar también el acuerdo para construir 4 mil casas para la clase medie, a través de una operación que será financiada con fondos del ANSES y que implica una inversión global de 340 millones de pesos. El ministro de Infraestructura, Javier Tineo, suscribió el contrato en representación de la Provincia, en tanto por Nación Fideicomisos lo hizo el director general Ricardo López Antonelli.

La firma se llevó a cabo en la sede del organismo en la Ciudad de Buenos Aires y el trámite viene a completar otra positiva gestión del gobernador Beder Herrera, quien suscribió con la presidente Cristina Kirchner, el acuerdo marco para la ejecución de las viviendas para sectores medios de la sociedad. La concreción de este acuerdo se condice con las declaraciones del ministro Javier Tineo, quien desmintió que haya parálisis de la obra pública en la Provincia y afirmó que La Rioja no detuvo ninguna de sus obras de vivienda ni escuelas, al tiempo que recordó que la Provincia se hizo cargo de los adelantos financieros para que algunas obras se inicien inmediatamente.

No obstante, Tineo se reunirá el próximo lunes con representantes de la UOCRA, quienes ya hicieron manifiesta su preocupación por algunos indicadores que dan cuenta que durante el primer semestre la actividad se contrajo un 15 por ciento y advirtieron que varias obras están paralizadas.

El reclamo del sector, al que el Gobierno deberá atender, se suma también al emplazamiento que algunos gremios disidentes efectuaron a Beder Herrera a través del pedido de un incremento en los sueldos estatales y la reapertura de la mesa salarial.

Los sindicatos pretenden que el salario de bolsillo trepe a 2 mil pesos y advirtieron que, de no obtener una respuesta, comenzarían con un plan de lucha. Algo que, en rigor de verdad, no es nuevo y que siempre tuvo como desenlace el irremediable diluirse de la protesta, como consecuencia lógica de la falta de consensos y estrategias de lucha de los propios gremios que pretenden las mejoras.

Ineficiente

Las aguas bajan turbias. La frase tiene que ver específicamente con el conflicto que se desató en los últimos días entre el Gobierno y la empresa Aguas de La Rioja, para lo cual el gobernador Beder Herrera tomó directamente cartas en el asunto.

Desde el Estado, y a través del ministro de Hacienda Ricardo Guerra, se afirmó que Aguas de La Rioja es "ineficiente", de acuerdo con el monitoreo que se viene realizando y a los primeros datos que surgen de la auditoría general que se está desarrollando sobre la del servicio de agua en Capital, Chilecito y Chamical.

De acuerdo con lo informado por Guerra, la Provincia invirtió en trabajos desplegados a través de la Secretaría del Agua más de 15 millones de pesos en obras que tendría que haber concretado la empresa y tiene en ejecución otras por más de 7 millones de pesos, más una agenda de trabajos por aproximadamente 4 millones de pesos y agregó que el Estado pagó puntualmente durante el presente ejercicio casi 8 millones de pesos en facturaciones de servicios; y, este año, entregó anticipos financieros para sostener el servicio por alrededor de 3 millones de pesos.

Desde la empresa, si bien aseguraron querer mantener un perfil bajo y lejano al conflicto, trascendió que existe una gran preocupación en torno a lo que serían las intenciones de algunos funcionarios del Gobierno de darle forma a una nueva empresa que se haga cargo del servicio y en cuyo armado estaría prestando asistencia el ex gerente de Aguas de La Rioja, Daniel Galarza.

Asimismo, de fuentes inobjetables se pudo saber que desde hace ya algunos meses se habría fracturado el diálogo entre la empresa y el Gobierno y que, desde la Provincia, se habría generado una deuda de 18 millones de pesos, vitales para que la empresa pueda llevar adelante las obras que le corresponde hacer y se le reclaman. No obstante, y a pesar de lo que se consideraría una "avanzada" del Gobierno, desde Aguas de La Rioja se descartó toda posibilidad de abandonar la concesión del servicio. Una salida de ese tipo para el conflicto "tendría un costo muy grande para la Provincia", se pudo escuchar en alguna oficina.

Comentá la nota