Lo importante es la película de la pobreza

Por Walter Brown

Mientras el mundo de la política se debate en torno a la continuidad de Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio Interior y los números de la inflación que arroja el Indec bajo su tutela, hay una realidad que golpea y sigue sin atenderse. La foto del IPC, que este mes se pareció más a la que arrojaron las consultoras privadas, parece tapar la película de la pobreza.

Un estudio de la Universidad Católica Argentina reveló un fuerte deterioro de la situación social del país. La Encuesta de la Deuda Social mostró que, este año, en medio de una crisis sanitaria, cada vez más gente deja de ir al médico o comprar medicamentos. Que en tiempos de incrementos de tarifas y contratos de concesionarias a punto de recibir sanción ficta del Congreso, cada vez más gente se convierte en morosa o, directamente, deja de pagar los servicios públicos y los impuestos. Que en épocas de desempleo creciente y paulatino aumento de precios, cada vez más gente reduce la compra de alimentos o selecciona productos de menor calidad para llevar a la mesa familiar. Para la Iglesia, la pobreza alcanzó ya al 40% de la población. Para el Indec, apenas al 15%. Para los estudios privados, la línea de pobreza está por encima de los $ 1500. Para el Indec, apenas supera los $ 1000. Para la CGT, el salario mínimo tiene que subir hasta la primera de esas cifras. Para el Gobierno, habrá que ver...

Comentá la nota