Importante y novedosa operación renal a una niña

Es la primera vez que se hace en el Hospital Municipal de Olavarría una intervención de este tipo en un caso pediátrico. La nena, de 9 años, está muy bien recuperada. Sufría de una malformación renal. Ahora podrá vivir con un solo riñón en perfectas condiciones de salud.
La intervención quirúrgica se denomina nefrectomía por laparoscópica. Se trata de la extracción de un riñón, en este caso el derecho, y se le practicó en el Hospital de Pediatría local a una niña de 9 años que sufría de una malformación congénita. "La chiquita tenía un riñón que no funcionaba. La causa era una nefrosis, una dilatación de la parte interna del riñón. Esto provocaba una estenosis o cierre del uréter que va del riñón a la vejiga. A la nena ya se le había hecho una cirugía hace dos años, para intentar reimplantar el uréter", explicó el cirujano infantil Roberto Bollini, quien participó de la operación.

Lo novedoso para la ciudad es que se trata de la primera vez que se practica este tipo de cirugía a una paciente pediátrica.

Debido a su problema de salud, la niña padecía de infecciones urinarias recurrentes. "Una de ellas fue muy grave porque se le pasó a la sangre y tuvo que estar en terapia, con asistencia respiratoria. Se tuvo que hacer un drenaje por punción y hasta una cirugía de reimplante, pero igualmente fue necesario llegar a esta instancia", explicó el profesional.

La decisión es multidisciplinaria: interviene el pediatra, el urólogo infantil y otros profesionales. La operación se hizo en el Hospital "Dr. Héctor Cura". Cuando se toma la decisión de operarla y hacerlo por vía laparoscópica, se tomó contacto con otro médico urólogo y cirujano infantil con una extensa trayectoria, Dr. Lisandro Piaggio, que llegó a Olavarría desde Bahía Blanca especialmente para la operación. "Se utilizó un bisturí armónico, que es un equipo especial que se alquiló para esta intervención. Lo inédito en pediatría es que estamos frente a la primer nefrectomía laparoscopia pediátrica", explicó el profesional.

En tres días la chiquita fue dada de alta, y la ventaja de este tipo de intervención es que es que desde el punto de vista estético deja poca cicatriz y desde el punto de vista funcional es más rápida que una cirugía convencional porque no hay que hacer una incisión amplia.

Como el otro riñón funciona muy bien, la nena podrá vivir con uno solo sin ningún tipo de inconvenientes. "Y puede desarrollar una vida normal", agregó el Dr. Bollini, quien destacó el trabajo en equipo de todo el personal del hospital: "Desde la mucama, que es la que tiene que dejar limpio y ordenado el quirófano, hasta las enfermeras, las instrumentadores, los anestesistas, pediatras, el equipo de terapia intensiva. Esto es un trabajo en equipo, si no es imposible, y vale la pena rescatar el recurso humano. Y también las autoridades autoridades sanitarias y municipales por alquiler de equipo, por traer a un médico de otra localidad y todo el apoyo brindado", resaltó.

Al mismo tiempo, el médico rescató el grado de perfeccionamiento que con el tiempo va sumando el Hospital Municipal, que se evidencia en las operaciones y tratamientos que han realizado y las que tienen en carpeta, algunas de alta complejidad.

Comentá la nota