HAY UNA IMPORTANTE CANTIDAD DE BACHES QUE TARDAN SEMANAS EN SER REPARADOS

Día tras día se acumulan los pedidos de vecinos solicitando el arreglo de diversos baches en los diferentes barrios zarateños y, si bien el Ejecutivo municipal o en algunos casos la empresa Aguas de Zárate acuden al llamado de los vecinos, hay muchas de estas obras que se inician pero no se concluyen con celeridad.
Los pozos se abren, se colocan las señales de precaución correspondiente pero tardan semanas en ser arreglados a pesar de los carteles que indican “Precaución. Obreros trabajando”.

Uno de ellos es el pozo ubicado Marimón al 100, otro el de San Martin al 100 y un tercer que recientemente se reparó, pero que estuvo 2 semanas, en la calle Rivadavia al 1700.

Lo más riesgoso es que provocan muchos trastornos en el tránsito y entorpecen el estacionamiento ordenado de los automóviles. “No puedo entrar mi auto al garaje porque hace dos semanas que están arreglando un bache. Antes era el bache que me perjudicaba la entrada a mi casa, ahora es la obra”, se quejó un vecino de calle Marimón.

Además, reclamaron que, en algunas ocasiones, los obreros abren los pozos y dejan un montículo de tierra que, con el viento, se dispersa por todo el vecindario, ocasionando suciedad en calles y veredas.

Algunos vecinos de la zona céntrica, anunciaron que seguirán pidiendo al municipio que estas obras se realicen con celeridad para que no se produzca ningún accidente y que estas obras no sigan alterando el movimiento habitual del barrio.

Comentá la nota