"Lo importante es animarse"

"Más allá de las cuestiones técnicas, administrativas o jurídicas, que las debe haber y deben ser muy importantes, lo más importante es la decisión de animarse", redondeó ayer Federico Tonarelli, responsable de Relaciones Institucionales de la Cooperativa Bauen, quien dio una charla en el Concejo Deliberante sobre empresas autogestionadas por sus trabajadores.
Tonarelli también es responsable de Relaciones Institucionales de FACTA -Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados-, vocal del Consejo de Administración de COOPERAR -Confederación Cooperativa de la República Argentina- y miembro del Equipo de Cooperativismo de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas.

Tonarelli dijo que la charla de ayer resultó "una oportunidad de compartir la experiencia de las empresas recuperadas a partir de lo que nos ocurrió en 2001 con la crisis brutal y la posibilidad que se abrió de que infinidad de trabajadores de todo el país pudieran tomar en sus manos la gestión de sus empresas. La idea es intercambiar opiniones a la luz de las posibilidades de Santa Rosa, a partir de la radio que están sosteniendo los trabajadores, y de algunas cooperativas de trabajo de la provincia".

El dirigente contó la experiencia puntual del Hotel Bauen: "Tiene una particularidad, porque fue construido en el ’78 para el Mundial con un préstamo de un banco público otorgado de manera superrápida por la dictadura. Era un hotel cinco estrellas para alojar a delegaciones de equipos de fútbol. Y fue una verdadera estafa, el préstamo nunca se pagó, el hotel siguió funcionando durante 25 años, pasó con una venta simulada a otras manos que en realidad era el mismo grupo económico disfrazado detrás de otra empresa y cerró a la luz de la crisis (de 2001), cuando se decreta la quiebra y empieza la pelea de un grupo de trabajadores para recuperar el lugar. Después de seis años termina con esta realidad de 150 asociados a la cooperativa y una gestión exitosa".

Mejor que antes

Tonarelli analizó objetivos y consecuencias de formar una empresa autogestionada. "Creemos que la cooperativa debe servir justamente como para estar mejor que en la situación anterior, por diversos motivos, no sólo por lo salarial: por la participación activa en la gestión de la empresa, de manera democrática, para sacar lo mejor de cada uno de nosotros...".

"En relación al tema de los salarios -puntualizó-, son retiros o adelantos de retorno del excedente, tenemos un escalafón distinto al de un hotel convencional, donde un trabajador de limpieza gana 20 ó 30 veces menos que el gerente. En nuestro caso, entre el piso y el techo no hay más de 600 pesos de diferencia y estamos conformes con eso porque el resto del dinero lo reinvertimos en el hotel".

Respecto de las dificultades que hay que afrontar y las complejidades de la autogestión, señaló: "Fundamentalmente, animarse es muy importante. Hay muchas empresas recuperadas, algunas con muchos años. Más allá de las cuestiones técnicas, administrativas o jurídicas, que las debe haber y deben ser muy importantes, lo más importante es la decisión de animarse. Nosotros por nuestra propia experiencia podemos contar que se puede y no es utópico pensar que los trabajadores pueden gestionar su propia empresa. Y como consecuencia de eso, en un trabajo pausado y de mucha paciencia, pueden estar muchísimo mejor de lo que han estado hasta ahora, sin duda", puntualizó en referencia al caso de LU 33.

Comentá la nota