Importante acatamiento de los boliches a la Emergencia Sanitaria

Un importante operativo de control está llevando adelante la Dirección de Inspección del municipio en todos los locales bailables y bares de la ciudad. Esto se debe a que la Emergencia Sanitaria establece un mínimo de gente que puede ingresar a estos lugares, como así también una disminución del horario de cierre. Estas medidas fueron cumplidas y no se debió labrar multas ni cierres de lugares.
RIO GRANDE.- Luego de que el municipio riograndense decretara la Emergencia Sanitaria, integrantes de la comuna, junto al personal de la Dirección de Inspección, se llegó a un acuerdo con los dueños y representantes de locales bailables y bares de la ciudad.

Si bien, no cerraron sus puertas, debieron acatar nuevas reglamentaciones, como una reducción horaria, ya que los mismos finalizaron alrededor de las seis de la madrugada, como así también, se les impuso un menor cupo de personas que ingresaran a todos los lugares, siendo de una persona por metro cuadrado, algo que fue aceptado por todos los dueños.

Una gran cantidad de inspectores recorrieron durante la noche, todos los lugares donde se comprobó que se estaban cumpliendo las medidas tal se había acordado, sin tener que labrar multas ni cerrar lugares.

Los bares, una vez que habían llegado al límite de gente, cerraban sus puertas y no permitían el acceso a más gente, al igual que los locales bailables, quienes a partir de las tres de la madrugada, en muchos lugares, ya no se permitía más el ingreso, hasta tanto no se retiraran del lugar.

Ya a las seis de la mañana, se comenzó a bajar la música, como así también a encender las luces, indicando que la noche comenzaba a finalizar, algo que fue bien tomado por los jóvenes que se encontraban en los boliches.

Los controles continuarán durante todo el fin de semana, hasta tanto finalice la Emergencia Sanitaria, la cual tiene una duración de 30 días.

Por otro lado, se supo que una gran cantidad de personas, decidieron viajar hacia la ciudad de Ushuaia para poder disfrutar de las salidas con mayor tranquilidad, ya que en la capital provincial, la emergencia no rige y no hay tantas restricciones como en Río Grande.

Comentá la nota