La importancia de la prevención en los vecinos

El director de Salud municipal, doctor Sebastián Vidable, destacó que debido a que el vector del dengue extendió su radio de acción, es necesario intensificar las tareas de prevención.

Al respecto manifestó que para ello, "resulta necesario que los vecinos tomen conciencia urbana teniendo en cuenta que para que los resultados del trabajo sean óptimos se necesita de la participación de todos".

El responsable del área de Salud de la Comuna capitalina indicó, además, que "el mosquito comenzó a habitar las zonas urbanas, por eso es que desde la Municipalidad de la Capital, se evita que el mismo prolifere y para lograr esto es necesario que los vecinos de la ciudad aprendan a convivir con la enfermedad, en el sentido de que entre todos debemos recurrir a medidas básicas de prevención conocidas hasta el momento por todos como ser evitar la acumulación de agua en recipientes, limpieza periódica de los cacharros, desmalezamientos en los domicilios y demás".

Es por ello que hizo hincapié en que "hace falta un cambio de mentalidad; todas las personas identifican a la enfermedad como un problema de salud pública, sin embargo no se tiene en cuenta que la falta de empoderamiento lleva a que el Municipio trabaje en un 50 por ciento sin sumar el 50 por ciento de trabajo que deben hacer los vecinos de la ciudad. Con esta mentalidad el trabajo se torna difícil de realizar y por consiguiente sin obtener los resultados necesarios".

Asimismo remarcó que los objetivos se van a lograr una vez que el ciudadano tome conciencia de que a través de la limpieza se evita la proliferación del mosquito del dengue, por eso, "continuamos haciendo hincapié de que quitándole el hábitat al mosquito se evita su reproducción".

Agregó que el "cambio de cepa depende de la circulación viral en las zonas cercanas o de influencia del virus; lo que destaca que dentro de lo malo, lo bueno es que la circulación viral que se registra al momento en la provincia es la DEN1, es decir, la misma que nos afectó a comienzos del año pasado, por lo tanto las personas que se contagiaron de dengue son inmunes a un nuevo y posible contagio".

Además el funcionario indicó que a las tareas de prevención hay que sumarle el hecho de que la propagación del mosquito vector del dengue se produce "debido a los cambios climáticos que sufre la ciudad desde hace dos años aproximadamente, sumado a la deforestación que provocaron que Santiago del Estero pase a tener un Clima Subtropical permitiendo de esta manera que el mosquito del dengue amplié su territorio".

Comentá la nota