"Me importa tres cominos que digan que beneficio a Cobos"

Dice que el tiempo de Kirchner se acaba. Que no le teme al rechazo social. Y que vuelve porque quiere quedarse tranquilo con su conciencia.
Volvió Duhalde. Y en su primer reportaje después de que anunciara que se pondría al frente de la recuperación del peronismo y que no descarta una candidatura presidencial, habló de todo con Clarín.

¿Sigue convencido de que Argentina está "condenada al éxito"?

Cada vez más. Y no sólo eso, sino que también digo que Argentina es el país más fácil de gobernar, sobre todo de Sudamérica. Tenemos posibilidades extraordinarias. Lo que pasa es que otros países comprendieron hace mucho tiempo que hay que promover el desarrollo. En cambio nuestra dirigencia mira mal al que es exitoso. Somos los estúpidos que se dedican a ponerle el pelo en la leche a las grandes empresas. Entonces nos quedamos cada vez con menos empresas y Brasil con más.

¿Pero cómo hace para que un empresario argentino no venda sus empresas como viene pasando?

Hay que ayudarlo, rodearlo de un prestigio social. Acá tiene incertidumbre, no sabe qué va a pasar mañana. Tenemos que hacer un esfuerzo para salir de este pozo en el que estamos, que es de degradación institucional.

-¿El responsable es este Gobierno?

El proceso viene de antes, pero no ha habido gobierno democrático en la Argentina que haya tenido tan pocos escrúpulos para seguir deteriorando el sistema institucional. En un país con calidad institucional, un presidente no puede mandar una ley y decir "apruébenla tal día".

El peronismo lo respalda...

Es que hay una política, que vemos por primera vez en esta dimensión, que tiene que ver con el dinero, con la compra y la extorsión. Pasa con los peronistas pero también con los radicales. Este gobierno está deteriorando el federalismo de una manera que jamás se vio. Pero todo tiene su tiempo. Y el de este gobierno se está acabando. Es como la leche, tiene una fecha de vencimiento. Cuando se va acercando esa fecha, el famoso pato rengo del se habla en Estados Unidos, acá el pingüino rengo, se queda sin aire. Porque el liderazgo por dinero no despierta afectos. Se termina cuando se termina la plata.

¿La fecha de vencimiento sería diciembre de 2011?

Ya antes, cuando todos vea que pueden seguir gobernando un año más, (los Kirchner) se van ir quedando solos. Porque la situación de miedo, de incertidumbre, cada día es más palpable. Y eso es lo que me obliga a mí, al rebasarse un límite y siendo una persona pública, a no tener cobardía y no quedarme con los brazos cruzados.

A diferencia de otros patos rengos, los Kirchner están dando muchas muestras de poder

Claro, tienen mayoría legislativa.

¿Cambia el diez de diciembre?

-Cambia. No sé qué poder de compra van a seguir teniendo, pero quedan en minoría. Por eso se apuran ahora.

¿Hay corrupción en este gobierno?

Es obvio. El telón de fondo de la corrupción es el que nos viene persiguiendo desde la recuperación de la democracia. Y no va a cambiar si el Estado no se ocupa. Hay que poner todos los controles en manos de la oposición, juicio de residencia moderno para todos los funcionarios y un sistema educativo involucrado en transmitir valores.

Entonces, su regreso a la actividad política...

Es una responsabilidad

Eso que le dicen sus amigos, que "usted trajo al loco, usted tiene que llevárselo" ¿Su principal objetivo es borrarlo a Kirchner del mapa?

No. Yo voy a trabajar en la Provincia y voy a demostrar que no se necesita estructura o aparato para ganar elecciones. Decían que no íbamos a poder ganarle a Kirchner en la Provincia, y se le ganó. Ahora digo que vamos a ganarle dentro el justicialismo. Le digo más: es muy difícil que puedan presentarse.

¿Su primer paso es la titularidad del PJ?

Lo primero es que en la segunda quincena de noviembre voy a lanzar la Confederación de Agrupaciones Peronistas y otra Confederación de Entidades Vecinalistas e Independientes. Entre las dos, para fin de 2010 esperamos tener un millón y medio de afiliados. Y después vamos a ganar las elecciones internas del justicialismo para cargos electivos.

¿Contra Kirchner?

Kirchner no va se va a presentar. No sean ingenuos, no puede participar.

Pero él prepara su candidatura para 2011.

Para mantenerse, para generar alguna expectativa. Pero no es serio. No tiene ninguna posibilidad él ni tampoco de señalar quién va a ser.

Entonces, ¿el candidato va a ser usted?

Yo voy a apoyar al candidato que esté mejor.

¿Así sea un radical?

-No a alguien de mi partido.

Pero su estrategia podría llega a favorecer, beneficiar a Cobos.

Me lo dicen. Y me importa tres cominos. Quiero ser funcional a que la UCR se reestructure para que haya un partido de alternancia. Hay que dejar el mito de que los radicales no pueden gobernar. Que es falso, porque a todos nos han sacado a patadas. No pueden gobernar si la oposición peronista les hace la vida imposible. Y en segundo lugar, tenemos que llegar a acuerdos. Quiero ganarle a la UCR, pero nunca voy a apoyar a dirigentes que se nieguen a los consensos. Por eso hablo con Felipe González, con Aznar, con Lula. Tenemos que copiar lo que ha funcionado en otros lados. Quiero trabajar en la concordia, en fomentar las políticas de Estado. Hay que llegar a 2011 juntos. Pero no mezclados, que es el grave error de las últimas décadas. No más un peronista y un radical en la misma fórmula. Argentina es bipartidista, salvo los socialistas y este muchacho de Capital...

¿Habla de Macri? Algunos trabajan para que sea el candidato del peronismo.

Nooo. Jamás apoyaría a un candidato a presidente de mi partido que no surja del justicialismo.

¿Francisco de Narváez?

A gobernador puede ser. Pero si alguno cree que puede ser candidato a Presidente un extranjero, yo lo voy a buscar a Lula.

¿Cómo fue su reencuentro con Solá?

Nunca tuve desencuentros. En su momento, él creyó en Kirchner pero el tiempo le demostró que estaba equivocado. Es muy honesto, es un buen gestor. Pero nunca se ha dedicado a la organización.

¿Qué opina de la situación de Scioli?

Está siendo humillado y lo lamento mucho. Parece que está convencido de que tiene que seguir así. Un gobernador que no tiene un solo legislador provincial, nada. Está solito y manejado por control remoto. Es lamentable.

Queda la idea de que a falta de otro liderazgo, el candidato del PJ va a ser usted

Yo no descarto nada. Acá hay buenos gobernadores que no trascienden a nivel nacional porque este hombre (Kirchner) lo impide. Pero un verdadero liderazgo es más fuerte. Kirchner era fuerte, era rebelde. Hay pocas rebeldías entre los gobernadores. Es una vergüenza. Pero hay que esperar, dos años antes de las elecciones, a Obama no lo tenía nadie en cuenta. Yo estaba muy contento cuando me fui, pensando que venía lo nuevo. Y lo decía. Pero resulta que nos encontramos con más defectos que la vieja política y con pocas de sus virtudes.

Usted sabe que representa la vieja política. ¿No le tiene miedo al rechazo social?

No importa. Yo quiero quedarme tranquilo con mi conciencia y con mi país. Además volver qué significa? Es ayudar, es recrear un clima de concordia en la Argentina.

Comentá la nota